Las Islas Marshall podrían quedar bajo el agua en 2035. Las tormentas extremas han golpeado a las Bahamas. El aumento de las temperaturas ha vaciado las pesquerías críticas para Kiribati y Tuvalu.

Las pequeñas naciones insulares se enfrentan a algunas de las consecuencias más extremas de una crisis climática que han hecho poco por crear. De hecho, la Alianza de Pequeños Estados Insulares es históricamente responsable de sólo una pequeña fracción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Pero esta flagrante injusticia no ha roto la solidaridad que persiguen los líderes de estos países. Creen que la única manera de superar la crisis climática y la transición de la economía mundial es que todos los países trabajen juntos hacia un objetivo común.

Éste es el mensaje que Gaston Browne, primer ministro de Antigua y Barbuda y actual presidente de la Alianza de Pequeños Estados Insulares (AOSIS), ha transmitido como antecedente para la conferencia sobre el clima COP26 de noviembre. En los últimos años, se ha convertido en uno de los más fervientes defensores de la acción climática, pronunciando discursos contundentes en los foros mundiales sobre la necesidad de reducir las emisiones y salvaguardar la biodiversidad.

"No tengo ninguna duda de que el mensaje mío y de otros ha resonado", aseguró a Global Citizen. "Hemos visto que se han tomado medidas a nivel mundial.

"Al final, los que están implicados en el uso derrochador de combustibles fósiles, tienen la obligación legal y moral no sólo de reducir las emisiones, sino de proporcionar algún nivel de compensación a otros países en desarrollo, [e] incluir a los estados pequeños para ayudarles a adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático", añadió. 

En una entrevista con Global Citizen, Browne expuso la amenaza de la crisis climática, llamó a la acción urgente y describió cómo los Global Citizens de todo el mundo pueden tomar acción para defender el planeta.

Global Citizen: ¿Cómo afecta la crisis climática a los pequeños estados insulares en desarrollo como Antigua y Barbuda y otros miembros de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares?

Primer ministro Gaston Browne: El cambio climático es la amenaza existencial más importante a la que se enfrenta el planeta y nuestra humanidad común. Lamentablemente, los estados pequeños como Antigua y Barbuda son los más afectados. De hecho, el cambio climático nos afecta de forma desproporcionada. Y como consecuencia, nuestro desarrollo se ha visto literalmente empañado por las consecuencias del cambio climático que incluyen tormentas más frecuentes, más potentes, y también hemos visto sequías más frecuentes o acidificación de los océanos y una plétora de problemas que literalmente han socavado nuestro desarrollo.

Has mencionado todos los problemas, pero si no hacemos nada al respecto, ¿qué será lo siguiente?

Bueno, ya sabes, fundamentalmente, destruiremos el planeta y, como consecuencia, destruiremos la civilización humana porque no tenemos ningún planeta B en el que vivir. Así que todos tenemos la obligación de trabajar colectivamente para proteger el planeta y proteger la civilización humana.

¿De qué manera crees que toda esta crisis climática está empeorando la desigualdad global?

Todos sabemos que los estados pequeños e incluso los países en desarrollo se han visto afectados de forma desproporcionada por los efectos del cambio climático. Por ello, no tienen el tipo de resiliencia financiera. Tienen recursos financieros y humanos limitados. Así que, como consecuencia de los daños sufridos por el cambio climático, tienen que gastar recursos muy escasos para reconstruir sus economías, para reconstruir las infraestructuras. Y como consecuencia, los fondos que normalmente se habrían destinado al desarrollo humano tuvieron que utilizarse para reconstruir las economías, para reconstruir sus infraestructuras, sus edificios y, como consecuencia, se produjo una reducción de los ingresos y un aumento de la pobreza. Así que, desgraciadamente, los estados más pequeños y otros países en desarrollo de todo el mundo están sufriendo de forma desproporcionada los efectos del cambio climático en la región.

¿Qué piensas de que mucha gente no se da cuenta de la crisis climática?

No creo que la gente entienda la urgencia de que actuemos, de que tomemos medidas colectivas para reducir las emisiones y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 grados de los niveles preindustriales. Si no lo hacemos, está claro que nuestro planeta se volverá inhabitable y la civilización humana será destruida. Así que no creo que la mayoría de la gente entienda la enormidad del problema y las consecuencias que se derivarán.

Conoces la crisis climática y las medidas que hay que tomar. ¿Crees que la gente en general y los líderes mundiales en particular se están tomando en serio tu mensaje?

No tengo ninguna duda de que mi mensaje y el de otros han resonado. Hemos visto que se han tomado medidas a nivel mundial. De hecho, todos celebramos el regreso de Estados Unidos y el liderazgo que está ejerciendo en la cuestión del cambio climático. Vimos, por ejemplo, la cumbre de líderes que se celebró recientemente (Cumbre del Día de la Tierra, celebrada en abril de 2021), auspiciada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Y más recientemente, los países del G7 aumentaron sus ambiciones en materia de NCCAM. Además, se comprometieron a ser neutros en carbono para 2040. Y seguiremos abogando hasta que consigamos un pleno consenso mundial para abordar la cuestión del cambio climático y reducir las temperaturas globales por debajo de uno coma cinco grados del nivel preindustrial, a fin de garantizar la sostenibilidad de nuestro planeta.

Se ha culpado a las naciones industrializadas de la crisis climática. ¿Qué medidas crees que deben tomar estos países para financiar la adaptación al clima y toda la cuestión de la transición mundial para dejar de utilizar combustibles fósiles?

Pues bien, a fin de cuentas, los que participan en el uso despilfarrador de combustibles fósiles tienen la obligación legal y moral no sólo de reducir las emisiones, sino de proporcionar algún nivel de compensación a otros países en desarrollo, [e] incluir a los estados pequeños para ayudarles a adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático. Y esto es absolutamente necesario para lograr un cierto nivel de neutralidad del carbono. Para reducir las temperaturas globales y, al mismo tiempo, proteger la civilización humana.

¿Qué áreas específicas de la acción climática crees que necesitan financiamiento adicional? 

Creo que los países industrializados (los países desarrollados e incluso los países industrializados avanzados para incluir a China, India, los países del G7) tienen la obligación de compartir su tecnología con los estados pequeños y otros países en desarrollo a nivel mundial para ofrecer financiamiento y ayudar a estos países a adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático, ayudarles a construir la resiliencia y, al mismo tiempo, a reconstruir mejor cuando sus países se ven diezmados por estas poderosas tormentas e incluso los otros efectos relacionados con el cambio climático.

Así que, en última instancia, tienen que proporcionar financiamiento para ayudar a la adaptación y mitigación contra los efectos del cambio climático. Y creo, también, que debería haber alguna forma de reparación climática en la que también deberían compensar las deudas que los pequeños estados y otros países en desarrollo han tenido que contraer para reconstruirse tras los desastres climáticos. Estas son áreas muy importantes de financiamiento para incluir las tecnologías de energía verde necesarias como forma de justicia climática, para la transición a aplicaciones verdes y también un sistema para reducir su propia huella de carbono.

Has hablado mucho sobre el tema del cambio climático y la necesidad de tomar acción. ¿Qué ha hecho Antigua y Barbuda para mitigar el cambio climático en particular?

Aquí en Antigua y Barbuda hemos estado literalmente en transición hacia las tecnologías de energía verde que constituyen alrededor del 20% de nuestra fuente energética. Nuestra isla hermana, Bermudas, se está convirtiendo en una comunidad insular totalmente ecológica. Quizá se convierta en una de las primeras del mundo. De hecho, está literalmente a un año de convertirse en una comunidad totalmente verde. Además, hemos prohibido los plásticos de un solo uso. Lo hacemos desde hace unos años y hemos incentivado el uso de tecnologías energéticas verdes, el uso de vehículos eléctricos para reducir nuestra huella de carbono. Y como sabes, dentro de la misma familia, hemos sido defensores muy firmes de la reducción de las emisiones y de un uso más sostenible de los plásticos, así como de la reducción del uso de la energía de los combustibles fósiles.

¿Qué crees que pueden hacer los Global Citizens de todo el mundo para apoyar esta nueva iniciativa de acción climática?

Creo que tienen que pedir cuentas a sus representantes y asegurarse de que tienen una agenda climática muy sólida, un compromiso para mantener literalmente el planeta sano. Y al mismo tiempo, para que, literalmente, ajusten su consumo y reduzcan la cantidad de plásticos que utilizan, los productos de plástico, y.… para que también hagan la transición a estas tecnologías de energía verde, que adquieran vehículos eléctricos, utilicen energía eólica, energía solar, etc., con el fin de desempeñar su papel en la reducción de la huella de carbono de sus respectivas comunidades.


Puedes unirte a la campaña de Global Citizen Live para defender el planeta y derrotar la pobreza tomando acción aquí, y formar parte de un movimiento impulsado por ciudadanos de todo el mundo que están actuando junto con los gobiernos, las empresas y los filántropos para lograr el cambio.

GCL_2021_GLOBAL_ADMAT_PlusSydney_IG_Post.png

Global Citizen Asks

Defiende el planeta

¿Cómo pueden las pequeñas naciones insulares sobrevivir a la crisis climática?

Por Joe McCarthy