Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

In this Nov. 22, 2015 photo, Ererre, left center, and Jose Cecilio Damasceno, both of the Krenak people, row their boat on the Doce River, polluted by a mix of residues from a dam that burst in Resplendor, Minas Gerais state, Brazil.
Leo Correa/AP
Agua y Saneamiento

Pueblos indígenas merecen poder opinar sobre los derechos del agua, dice experto de la ONU

Por Adela Suliman

Traducción: Erica Sánchez

ESTOCOLMO, 30 de agosto (Fundación Thomson Reuters) - Los pueblos indígenas desde el Amazonas hasta el Ártico están siendo excluidos de la conversación global sobre los derechos de propiedad del agua, advirtió esta semana un experto en derechos indígenas de las Naciones Unidas.

En el marco de una conferencia internacional sobre el agua en Estocolmo, la relatora especial Victoria Tauli-Corpuz dijo que los pueblos indígenas deben ser "consultados e involucrados" con los proyectos de agua para ayudar a detener los impactos del cambio climático.

Muchos grupos indígenas, por ejemplo, se han visto afectados por represas a lo largo del río Mekong en Camboya, que han causado escasez de agua río abajo, o como es el caso de la contaminación del agua en la región occidental de Huehuetenango en Guatemala, dijo, pero rara vez han sido consultados sobre estos proyectos.

"Los pueblos indígenas son los que quedan atrás", le dijo a la Fundación Thomson Reuters Tauli-Corpuz, quien se convirtió en el relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas en 2014.

Tales grupos a menudo tienen un conocimiento ancestral sobre los sistemas de agua que podrían ayudar a mejorar la toma de decisiones, dijo en la Semana Mundial del Agua en Estocolmo, que finaliza el viernes.

"La forma en que los pueblos indígenas manejan el agua es algo que se ha desarrollado durante miles de años, por lo que tienen sistemas muy, muy sostenibles de gestión del agua", dijo.

"Si no se incluye a los pueblos indígenas, las contribuciones que ellos puedan realizar y sus conocimientos tampoco se tendrán en cuenta y eso es una pérdida para la sociedad".

Como líder indígena de la tribu Kankanaey Igorot en Filipinas, Tauli-Corpuz dijo que en el pasado luchó con éxito contra la instalación de represas hidroeléctricas y proyectos de infraestructura de agua que podrían haber desviado el riego de las tierras nativas.

La presa hidroeléctrica Chico River, por ejemplo, habría desplazado a unas 200,000 personas y destruido cementerios y campos de arroz, pero fue cancelada en la década de 1980 después de las protestas, explicó.

El agua, agregó, "no es solo un recurso económico, también es un recurso cultural y espiritual".

Cada año, su grupo indígena realiza rituales en el lago Banao en el norte de Filipinas, buscando protección de las deidades para la antigua fuente de agua, dijo, pero también se aseguran de que existan sanciones para cualquier daño al lago.

El Banco Mundial estima que hay alrededor de 370 millones de pueblos indígenas en todo el mundo, que representan solo el 5% de la población mundial pero salvaguardan el 80% de la biodiversidad del planeta, estando la tierra en la que viven a menudo vinculada a su identidad.

"El tema del agua es muy central para los pueblos indígenas porque, por supuesto, está muy relacionado con sus reclamos sobre sus tierras, territorios y recursos", dijo Tauli-Corpuz.


El enviado de la ONU dijo que las leyes consuetudinarias y los sistemas de gobernanza indígena deberían ser parte de los sistemas internacionales para hacer frente a las crisis y conflictos climáticos, terrestres e hídricos, de los cuales espera un mayor número en los próximos años.

A principios de este mes, un informe de las Naciones Unidas sobre la tierra y el cambio climático reconoció por primera vez los derechos a la tierra de los pueblos indígenas como importantes para frenar el calentamiento global.

El informe especial del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), escrito por más de 100 científicos de todo el mundo, pidió grandes cambios en el uso de la tierra, la agricultura y los hábitos alimenticios para ayudar a reducir las emisiones que están calentando la Tierra.

Tauli-Corpuz advirtió que los derechos de agua deben ser "prioritarios en la agenda" para los líderes mundiales, y que las preocupaciones indígenas deben tenerse en cuenta.

"Los pueblos indígenas deben tener voz", dijo.


Más información en http://news.trust.org