Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Researchers look out from the Finnish icebreaker MSV Nordica as the sun sets over sea ice floating on the Victoria Strait along the Northwest Passage in the Canadian Arctic Archipelago on July 21, 2017.
David Goldman/AP
Medio Ambiente

El hielo ártico que alguna vez se pensó impenetrable ahora se está derritiendo

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
A medida que el hielo del mundo continúa derritiéndose, los principales efectos del clima -como una corriente en chorro interrumpida y el aumento del nivel del mar- se están intensificando. Los Objetivos Globales de Desarrollo de las Naciones Unidas instan a los países a proteger las capas de hielo restantes mediante la reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero. Puedes tomar medidas sobre este tema aquí.


Por segunda vez en la historia, el hielo sobre Groenlandia, el hielo más espeso del Ártico, se rompe y se derrite, según publicó The Guardian.

La primera vez llegó a principios de este año en medio de otra ola de calor récord. Los científicos habían pensado que este hielo sería el último en la región en derretirse a medida que los gases de efecto invernadero continúan impulsando las temperaturas globales, pero se han visto obligados a revisar sus teorías al respecto.

"El agua abierta en la costa norte de Groenlandia es inusual", le dijo a The Guardian Ruth Mottram, del Instituto Meteorológico Danés. "Esta área a menudo se ha llamado 'la última área de hielo', ya que se ha sugerido que aquí se producirá el último hielo marino perenne en el Ártico. Los eventos de la semana pasada sugieren que, en realidad, la última área de hielo puede estar más al oeste ".

Debido a que las temperaturas en la región han sido tan inusualmente altas, el hielo, que por lo general está muy apretado, ha sido más fácil de empujar por los vientos. Como resultado, las aguas que normalmente están congeladas están ahora abiertas a medida que avanza el hielo.

"No puedo decir cuánto tiempo permanecerá abierta esta parcela de agua abierta, pero incluso si se cierra en unos días, el daño estará hecho: el viejo y espeso hielo marino se habrá alejado de la costa, a un área donde se derretirá más fácilmente", dijo Thomas Lavergne, científico del Instituto Meteorológico de Noruega.

En febrero, las temperaturas en el área fueron más altas de 50 grados Fahrenheit (10 grados Celsius), cuando normalmente están alrededor de -4 grados Fahrenheit. La semana pasada, las temperaturas alcanzaron un récord de 62.6 grados Fahrenheit (17 grados Celsius).

En otras partes del Ártico, los niveles de hielo marino son un 40% inferiores al promedio anual y los científicos esperan que la región se encuentre completamente libre de hielo durante los meses de verano en algún momento entre 2030 y 2050.

Los efectos de este derretimiento masivo ya se sienten en el clima global.

Por ejemplo, el debilitamiento de la Corriente del Golfo ha impedido que el aire frío viaje por otras partes del mundo, provocando olas de calor e incendios forestales en Europa, Estados Unidos y otros lugares.

Si todo el hielo alrededor de Groenlandia se derrite, los niveles del mar podrían subir hasta 24 pies. Y a medida que el hielo continúa derritiéndose, esto acelera un ciclo de retroalimentación que hace que sea más probable que se derrita más hielo.

El ciclo de retroalimentación funciona así: a medida que el hielo se derrite, se abren las aguas más oscuras que absorben más luz solar, lo que hace que aumente la temperatura del agua, lo que provoca más derretimiento del hielo, y así sucesivamente.

Los circuitos de retroalimentación como este están sucediendo en todo el mundo y amenazan con llevar al planeta a un estado de invernadero.