Si parece que el mundo se está derritiendo, es porque así es. 

La ola de calor que azota Europa ha batido récords de temperatura en todo el continente y cinco países han declarado el estado de emergencia o han emitido alertas rojas.

En el Reino Unido, la Oficina Meteorológica emitió su primera "alerta roja por calor extremo" y el país alcanzó los 40 grados centígrados por primera vez el martes. Al menos 12 personas han muerto en accidentes relacionados con el calor y el servicio de bomberos de Londres tuvo su día más ajetreado desde la Segunda Guerra Mundial al tener que hacer frente a varios incendios debido a las altas temperaturas del 19 de julio.

En Francia, país que ya se enfrenta a condiciones de sequía, más de 31.000 personas han sido evacuadas debido a dos grandes incendios de pinos que arrasan las regiones del suroeste y la Gironda.

En España, que ha visto subir las temperaturas hasta los 45 grados en algunas zonas de Andalucía, una serie de incendios forestales están ardiendo y al menos 510 personas han muerto. 

En Portugal, que a finales de junio ya había sufrido una sequía severa o extrema en el 96% de la península, se han producido hasta ahora 659 víctimas mortales relacionadas con el calor, lo que supone la muerte de una persona cada 40 minutos, entre el 7 y el 13 de julio. 

Es indiscutible: esta ola de calor, junto con las numerosas que hemos visto en los últimos años, es más intensa como consecuencia del cambio climático. 

En los últimos 100 años, las olas de calor se han vuelto más calientes y se han producido con mayor frecuencia en todo el mundo, según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). 

De hecho, la temperatura media del planeta ha aumentado 1,1 grados centígrados desde los niveles preindustriales, en gran parte debido al enorme aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Como ha señalado la climatóloga Friederike Otto: "creo que podemos afirmar con toda seguridad que todas las olas de calor que se producen hoy son más intensas y más probables debido al cambio climático".  

"Estamos llegando casi a un punto en el que la Madre Tierra va a despojarse de la humanidad como una piel vieja, deshaciéndose de todos nosotros", dijo Frans Timmermans, un alto funcionario de la UE en materia de clima. Y añadió: "No se trata de salvar el planeta, sino de salvar a la humanidad". Se trata de salvar a la humanidad".

La gente está muriendo. Los incendios forestales hacen estragos. Nuestro planeta se está quemando ante nuestros ojos. Pero la actual ola de calor en Europa está teniendo otras consecuencias inesperadas, sorprendentes y aterradoras a partes iguales. 

1. Un puente victoriano en Londres fue envuelto en papel de aluminio

Después de que la Oficina Meteorológica del Reino Unido emitiera por primera vez una "alerta roja por calor excepcional", el ayuntamiento inglés tomó una medida inusual.

La precaución de envolver en papel de aluminio el puente de 135 años de antigüedad situado en el oeste de Londres (Reino Unido) fue tomada por el ayuntamiento para protegerlo de las altas temperaturas que batieron el récord de la capital y evitar que se agriete.

Debido a su antigüedad y a su condición de puente histórico catalogado de grado II*, fue envuelto en una lámina aislante plateada que "refleja el sol", según el Consejo de Hammersmith y Fulham.

2. Dan caramelos de hielo a los animales del zoo

A los animales del zoológico de Londres en Regents Park y del zoológico de Blackpool se les proporcionaron caramelos de hielo hechos de "té helado sin azúcar, rellenos de nueces y semillas" y duchas frías en un intento de mantenerlos frescos. 

Por muy bonito que sea esto, cabe preguntarse qué pasa con los animales que no están en los zoológicos.

Como ya hemos visto en Pakistán e India, las temperaturas extremas, 30 veces más probables por la crisis climática, han matado a decenas de cabezas de ganado, lo que repercute en los niveles de hambre y pobreza del país, ya que, para muchos, su ganado es su principal fuente de ingresos.

En otras partes del mundo, se ha sabido de crías de halcón que se han asfixiado arrojándose de sus nidos, de mejillones que se han cocido hasta morir en sus conchas y, en un caso memorable, una osa negra y sus cachorros estaban tan desesperados por refrescarse que irrumpieron en el patio trasero de alguien y se dieron un chapuzón en la piscina.

Es demasiado pronto para saber cuál será el daño de esta ola de calor en Europa, pero, viendo los efectos que han tenido olas de calor similares, el pronóstico es que podría provocar daños incalculables en los hábitats y la vida silvestre.

3. El Tour de Francia vierte agua en las carreteras para evitar que se derritan 

Si hay algo que suena peor que esta ola de calor, es la idea de subir una colina empinada en bicicleta. Pero eso es exactamente lo que están haciendo los competidores del Tour de Francia. 

Sin embargo, los organizadores de la legendaria carrera ciclista parecen más preocupados por los problemas de seguridad a los que podrían enfrentarse los ciclistas al circular por el pavimento derretido. 

Para evitar cualquier colisión desagradable, los organizadores del Tour están rociando con abundante agua los tramos de la ruta francesa propensos al derretimiento para mantener las carreteras frescas e indemnes.

4. Las pistas de los aeropuertos se están derritiendo

Los vuelos fueron detenidos en el aeropuerto de Luton, en Londres, después de que el calor derritiera la pista de aterrizaje. 

El aeropuerto dijo: "tras las altas temperaturas de hoy, se ha identificado un defecto en la superficie".

En un vuelo que regresaba de Sicilia, el capitán comunicó a los pasajeros en pleno vuelo que no podían aterrizar en Luton porque partes de la pista se habían derretido, según Euronews.

5. Los pacientes de alto riesgo están siendo trasladados a habitaciones orientadas al norte

En una medida de adaptación a corto plazo, los pacientes de hospitales considerados de "alto riesgo" en Berlín están siendo trasladados a habitaciones orientadas al norte (que reciben menos luz solar y por tanto son más frescas) o con aire acondicionado.

6. Los camiones de limpieza de invierno se ponen en marcha

Normalmente sólo se ven camiones de gravilla en las carreteras en los meses más fríos del invierno. 

Pero, además de proteger contra las condiciones de hielo, también pueden utilizarse para evitar daños en las carreteras a causa del calor. Esto es exactamente lo que está ocurriendo en Hampshire (Reino Unido), donde los camiones de desarenado están depositando arena y polvo de piedra en las carreteras, que actúan como una esponja para absorber el exceso de betún (también conocido como asfalto derretido). 

7. Alemania reparte crema solar a los sin techo

Al no poder refugiarse en sus lugares privados, las personas sin hogar son acogidas en un nuevo proyecto en Schöneberg, Berlín. Aquí pueden ducharse y descansar desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde todos los días. También reciben alimentos, bebidas, frascos térmicos, ropa, sacos de dormir y protección solar.

8. Esta ciudad alemana riega los árboles con piscinas

La ciudad de Münster, en Alemania, ha iniciado una campaña de riego muy especial para sus árboles, utilizando el agua de una piscina cubierta. 

Dado que la piscina iba a ser reparada y renovada, se desperdiciaban 500.000 litros de agua. 

En lugar de dejar que esta agua se desperdicie, se ha desclorado y transportado en camiones cisterna para dar de beber a unos 7.000 árboles de la ciudad, que tanto lo necesitan.


Las olas de calor seguirán siendo más intensas mientras los niveles de gases de efecto invernadero sigan acumulándose. Debemos actuar ahora. Dirígete a nuestra para tomar acción de manera urgente, proteger a las comunidades vulnerables y alzar tu voz por el planeta.

News

Defiende el planeta

Ola de calor en Europa: 8 situaciones aterradoras que ha provocado el calor

Por Erica SánchezNora HolzAntoine Le Seigle  y  Tess Lowery