Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Gabriel Jimenez / Unsplash
Alimentos y Hambre

¿La clave para acabar con el hambre en el mundo? Un suelo saludable, dice la ONU

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
Los patrones climáticos extremos y la propagación de especies invasoras continúan exacerbando la inseguridad alimentaria en los países en desarrollo, mientras que las variaciones en la salud del suelo contribuyen a los bajos rendimientos. Lograr el hambre cero y una buena salud y bienestar para todos son dos objetivos vitales de los esfuerzos de la ONU para acabar con la pobreza extrema para el 2030. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre estos temas aquí.



Los suelos saludables son esenciales para luchar contra el hambre en el mundo, según publicaron recientemente un grupo de expertos en un nuevo informe.

Las Naciones Unidas reunieron a más de 2,000 científicos en Río de Janeiro para una conferencia de una semana dedicada al tema "Ciencia del suelo: más allá de los alimentos y el combustible", que cubrió el papel de los suelos, el desarrollo de prácticas agrícolas resistentes para abordar los cambios ambientales y cómo combatir las amenazas a la seguridad alimentaria y a la soberanía, informó UN News.


"La degradación del suelo afecta la producción de alimentos, causando hambre y malnutrición, amplificando la volatilidad del precio de los alimentos, forzando el abandono de la tierra y la migración involuntaria, llevando a millones de personas a la pobreza", dijo José Graziano da Silva, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en un mensaje de video. Da Silva notó que aproximadamente un tercio del suelo de la Tierra está degradado.

De acuerdo con el informe de la FAO sobre el estado de los recursos de suelos del mundo, existen 10 amenazas principales para las funciones del suelo, incluida la erosión, el desequilibrio de nutrientes, la acidificación y la contaminación.

"Aunque los suelos están escondidos y frecuentemente olvidados, confiamos en ellos para nuestras actividades diarias y para el futuro del planeta", dijo Graziano, señalando que 815 millones de personas en todo el mundo sufren de hambre y desnutrición. "Mantener e incrementar el stock de carbono en el suelo debería convertirse en una prioridad".

El mensaje también señaló cómo los suelos actúan como filtros de contaminantes, "evitando su entrada en la cadena alimentaria y llegando a cuerpos de agua como ríos, lagos, mares y océanos", señaló ReliefWeb.

Pero esto se convierte en un desafío cuando la contaminación supera la capacidad de los suelos.

A nivel nacional, Nature Conservancy lanzó una iniciativa impulsada por los agricultores y dirigida por la Asociación Nacional de Productores de Maíz conocida como Soil Health Partnership, de acuerdo a lo informado por el Tennessean en un informe el mes pasado. De acuerdo con la organización, se están utilizando más de 100 sitios de demostración de granjas para probar prácticas que optimizan los rendimientos y la salud del suelo.

The Nature Conservancy también publicó pautas para la salud del suelo a nivel nacional, para repensar el suelo, que describen cómo las nuevas prácticas de salud de la tierra pueden mejorar no solo los resultados para los agricultores, sino también brindar una mayor protección de nuestro medio ambiente.