Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Giorgia Doglioni/Unsplash
Medio Ambiente

La Gran Barrera de Coral ha perdido la mitad de sus corales en los últimos 25 años

Por qué es importante para los Global Citizens
La biodiversidad forma la base de la sociedad humana al proporcionar agua, aire y alimentos. Las Naciones Unidas instan a los países a proteger y restaurar la biodiversidad para garantizar un planeta saludable para todas las personas en las próximas décadas. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre temas relacionados aquí.

La Gran Barrera de Coral, la estructura viva más grande del mundo, alberga más de 400 especies de corales duros, 1,500 especies de peces y docenas de otras especies marinas. La vibrante comunidad submarina es más grande que Italia, y abarca más de 340.000 kilómetros cuadrados (130.000 millas cuadradas).

Pero ahora están en riesgo. En un nuevo estudio, los científicos encontraron que la Gran Barrera de Coral ha perdido el 50% de sus corales en los últimos 25 años, principalmente debido al cambio climático.

Desde mediados de la década de 1990, prácticamente todas las poblaciones de coral a lo largo de la Gran Barrera de Coral han disminuido, según los investigadores del estudio del Centro ARC de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral en Queensland, Australia.

Las especies más grandes, como los corales ramificados y en forma de mesa, han sido las más afectadas, casi desapareciendo de las áreas más al norte del arrecife.

"Por lo general, se agotan (hasta) en un 80% o un 90% en comparación con hace 25 años", dijo a la AFP el coautor del estudio, Terry Hughes. “Se hacen rincones y grietas de los que dependen los peces y otras criaturas, por lo que la pérdida de grandes corales tridimensionales cambia el ecosistema en general”.

El deterioro de la salud del arrecife se debe en gran parte a los cambios en la temperatura del océano que estresan a los corales sanos. Las temperaturas más cálidas hacen que los corales expulsen algas de sus tejidos, lo que conduce a eventos de blanqueamiento. Sin algas, el coral pierde sus colores característicos y vibrantes, y también su principal fuente de alimento, haciéndolo más susceptible a las enfermedades y la muerte.

Los arrecifes son capaces de sobrevivir a los eventos de blanqueamiento, es decir, si el daño no es demasiado grande y si se les da el tiempo suficiente para recuperarse.

Pero debido a que el cambio climático ha hecho que tales eventos sean más severos y frecuentes, a los corales les resulta cada vez más difícil recuperar y mantener la increíble biodiversidad del arrecife.

Se necesitan alrededor de 10 años para una "recuperación decente para las especies de más rápido crecimiento", dijo Hughes. En los últimos cinco años, la Gran Barrera de Coral ha sufrido tres eventos de blanqueamiento masivo.

"Ningún evento climático matará a la Gran Barrera de Coral, pero cada evento sucesivo crea más daño", dijo a The Guardian Australia, David Wachenfeld, científico jefe de la Autoridad del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral. "Su resiliencia no es ilimitada y necesitamos la acción más enérgica posible sobre el cambio climático".


El blanqueamiento masivo se observó por primera vez en la Gran Barrera de Coral en 1998, que fue el año más caluroso registrado en ese momento. Desde entonces, el arrecife ha experimentado cinco eventos de blanqueamiento masivo más, en 2002, 2006, 2016, 2017 y 2020, cada uno causado por temperaturas de la superficie del mar inusualmente cálidas durante la temporada de verano.

El evento más reciente, que tuvo lugar a principios de 2020, también fue el más generalizado jamás presenciado. Causó un blanqueamiento severo en una cuarta parte de la Gran Barrera de Coral, según estudios aéreos de más de 1.000 arrecifes individuales realizados a fines de marzo.

“Mi mayor temor es que la gente pierda la esperanza en el arrecife”, dijo Wachenfeld. “La gente necesita ver estos eventos [blanqueadores] no como noticias deprimentes que se suman a otras noticias deprimentes. Son señales claras de que la Gran Barrera de Coral pide ayuda urgente y que hagamos todo lo posible".

La supervivencia de los arrecifes de coral del mundo, que albergan una mayor variedad de especies que en cualquier otro lugar del mundo, es clave para la salud de todo el planeta. El mundo ya está sufriendo una drástica pérdida de biodiversidad, con una disminución de las poblaciones de animales de casi un 70% como resultado directo de las actividades humanas.

Los seres humanos, por sí mismos, no están exentos del sufrimiento como resultado de esta pérdida, ya que la biodiversidad sustenta la vida de las personas al proporcionar agua, aire y alimentos.

Para evitar la aniquilación de los arrecifes de coral y las especies que sustentan, los científicos están de acuerdo en que los países deben cumplir con los compromisos del acuerdo de París y mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.