Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Channel created by the flow of melted ice in Greenland; Greenland glacier
Ian Joughin via University of Leeds
NewsDefiende el planeta

La pérdida global de hielo se acelera y se encuentra ahora en el peor de los escenarios

Por qué es importante para los Global Citizens
El cambio climático está provocando que los glaciares y las capas de hielo se derritan en todo el mundo, lo que hace que el nivel del mar suba y las fuentes de agua dulce se reduzcan. Las Naciones Unidas instan a los países a frenar las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar una pérdida catastrófica de hielo. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre cuestiones relacionadas aquí.

El mundo ha perdido 28 billones de toneladas métricas de hielo entre 1994 y 2017, lo que sería suficiente para cubrir el Reino Unido en un bloque de hielo de 100 metros de espesor, según un artículo de investigación publicado en la revista Cryosphere.

La tasa de fusión se aceleró en un 65% durante este período, comenzando en 0,8 billones de toneladas por año y terminando en 1,3 billones de toneladas por año. Esto significa que la pérdida global de hielo ahora coincide con las predicciones del peor de los escenarios.

"Las capas de hielo siguen ahora los peores escenarios de calentamiento climático establecidos por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático", dijo el Dr. Thomas Slater, autor principal del artículo e investigador del Centro de Observación y Modelado Polar de Leeds, en un comunicado de prensa. “El aumento del nivel del mar en esta escala tendrá impactos muy graves en las comunidades costeras este siglo”.

Los investigadores estiman que el nivel del mar subió 35 milímetros durante este tiempo. En los años venideros, el aumento del nivel del mar continuará afectando las áreas costeras, sobrecargará las tormentas tropicales y desplazará a las comunidades. El informe señala que por cada centímetro de pérdida de hielo, aproximadamente 1 millón de personas corren peligro de ser desplazadas.


El calentamiento atmosférico representa aproximadamente dos tercios de la pérdida de hielo que se analiza en el documento, mientras que el calentamiento del océano representa el resto.

El océano ha absorbido aproximadamente el 90% del exceso de calor atrapado en la atmósfera por las emisiones de gases de efecto invernadero desde la revolución industrial. En los últimos años, el nivel de calor absorbido equivale a cinco bombas de Hiroshima que explotan en el océano cada segundo.

Los investigadores observaron que el hielo flotante en las regiones polares representaba la mayor parte de la pérdida de hielo, mientras que los glaciares perdieron alrededor de 6 billones de toneladas de hielo.

Los glaciares se han ido reduciendo en todo el mundo, desde el Himalaya hasta Bolivia. Miles de millones de personas en todo el mundo dependen de los glaciares para beber agua. A medida que desaparecen los glaciares, los suministros vitales de agua están desapareciendo.

Los circuitos de retroalimentación marina están acelerando la tasa de pérdida. El hielo refleja la luz del sol de regreso a la atmósfera. Pero cuando se derrite, a menudo revela agua más oscura debajo, que absorbe la luz solar y el calor, lo que hace que se derrita más hielo.

Las emisiones de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono permanecen en la atmósfera durante décadas, bloqueando el aumento de temperatura durante mucho tiempo. Como resultado, está casi garantizado que la pérdida de hielo continuará acelerándose, alcanzando potencialmente niveles catastróficos.

De hecho, las regiones polares se están calentando a un ritmo mucho más rápido que el resto del mundo.

La forma más eficaz de mitigar la crisis es detener las emisiones de gases de efecto invernadero. Dado que la economía mundial funciona actualmente con combustibles fósiles, será necesario desarrollar nuevos modelos económicos. De lo contrario, las reservas de hielo del mundo seguirán reduciéndose.