El 8 de diciembre de 2021 las voces de más de 23,000 Global Citizens fueron escuchadas por líderes nigerianos en una mesa redonda de alto nivel organizada por Global Citizen en Abuja, Nigeria. A lo largo del año, miles de Global Citizens de todo el mundo han firmado una petición en la que se pide la plena incorporación y aplicación de la Ley de Prohibición de la Violencia contra las Personas (VAPP, en inglés).

En resumen, la introducción de la Ley VAPP en los 36 estados de Nigeria significaría que las mujeres y niñas del país estarían protegidas de toda forma de violencia y que las supervivientes obtendrían justicia y una compensación adecuada.

En 2015 el gobierno federal promulgó la Ley VAPP, pero había un reto importante: la ley solo era vinculante en el Territorio de la Capital Federal (FCT) a menos que fuera adoptada por cada estado individualmente.

Global Citizen lanzó una petición en 2020, en colaboración con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), como parte de la campaña anual de los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género (GBV), para llamar a los líderes nigerianos a integrar esta pieza legislativa crítica en los 36 estados.

Cuando se lanzó la petición sólo 17 estados habían adoptado la Ley. Un año y miles de firmantes después, 30 estados han aprobado el proyecto para presentar la Ley VAPP en sus respectivas cámaras legislativas.

Como parte de las actividades de Global Citizen para conmemorar la campaña de los 16 días de activismo contra la violencia de género de 2021 y cerrar la petición, activistas, funcionarios del gobierno y Global Citizen se reunieron para debatir estrategias para la integración y aplicación de la Ley VAPP por parte de todos los estados de Nigeria.

La mesa redonda, titulada "Acción contra la violencia de género: Estrategias para la incorporación de la Ley de Prohibición de la Violencia contra las Personas en todos los estados de Nigeria", amplió los llamados de miles de Global Citizens que abogan por la incorporación total de la Ley de Prohibición de la Violencia contra las Personas en los estados de Nigeria, con especial atención a los seis estados restantes.

Según Maimuna Maibe, directora de Global Citizen en Nigeria, el acto fue una muestra de cómo está avanzando la campaña contra la violencia de género. También destacó que ha sido un esfuerzo colectivo conseguir la aprobación de la ley a nivel federal y su adopción en todos los estados.

La conversación, de dos horas de duración, fue moderada por Dakore Egbuson, galardonada artista escénica y activista contra la violencia sexual y de género (VSG).

Entre los participantes en la mesa redonda estuvo la ministra de la Mujer y Asuntos Sociales, Dame Pauline Tallen, representada por su asistente especial principal, la princesa Jummai Idonije; la secretaria general de Women's Right Advancement and Protection Alternative Nigeria (WRAPA), Hajiya Saudatu Mahdi; y el asistente especial principal del presidente sobre los ODS, representado por su asesor especial principal, el Dr. Bala Yunusa.

Otros ponentes del panel fueron Oluwaseun Osowobi, director ejecutivo de Stand to End Rape Initiative (STER) y ganador del Global Citizen Prize 2020: Nigeria's Hero Award, así como Hamzat Lawal, fundador de Connected Development (CODE) y miembro del consejo asesor de la Beca BeyGOOD.

También asistieron a la mesa redonda las activistas Kiki Mordi y Aisha Yesufu; líderes del sector como Stella Ojekwe-Onyejeli, directora de operaciones de la Autoridad de Inversiones Soberanas de Nigeria; y organizaciones de la sociedad civil como Amnistía Internacional, ONE Campaign, UNFPA y Nigeria Health Watch.

La representación de los panelistas da crédito a la importancia de la Ley VAPP para hacer frente a la elevada incidencia de la violencia de género en el país, que ha experimentado un repunte desde el estallido de la pandemia del COVID-19 el año pasado.

En su intervención especial, Idonije destacó los esfuerzos del ministro Tallen, que condujeron a la declaración del estado de emergencia contra la violencia de género por parte del Foro de Gobernadores de Nigeria y a la creación del Comité Interministerial para la Erradicación de la Violencia Sexual y de Género.

"El comité encabezado por la ministra está exigiendo la creación de tribunales especiales para casos de violencia de género, debido a la lentitud de los procesos judiciales ordinarios", dijo. Idonije añadió que el ministerio está trabajando para garantizar que todos los estados de Nigeria incorporen la Ley VAPP antes de septiembre de 2022.

Tosin Akibu, en representación de la representante de ONU Mujeres en Nigeria y de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), Comfort Lamptey, ofreció más información sobre algunas de las intervenciones pasadas y en curso para apoyar la lucha contra la violencia de género.

"Cuando hablamos de las oportunidades que la Ley VAPP puede aportar para dar varios pasos en la dirección correcta hacia la igualdad de género, es un cheque en blanco", dijo.

Una de las intervenciones que Akibu destacó es la creación del Panel Nacional de Violencia de Género (una colaboración con el Ministerio Federal de Asuntos de la Mujer de Nigeria) donde se denuncian los casos de violencia de género y los datos en directo son accesibles al público.

Hajia Saudatu Mahdi, secretaria general de WRAPA Nigeria y miembro del Comité Interministerial para la Erradicación de la Violencia de Género, estuvo muy implicada en la aprobación de la Ley de Violencia de Género en 2015 y en su adopción por todos los estados nigerianos.

En su intervención en la mesa redonda, destacó los principales retos que ralentizan el ritmo de integración y aplicación, especialmente en el norte de Nigeria. Según Mahdi, algunos de estos obstáculos son la falta de representación de las personas vulnerables (en este caso, las mujeres), la falta de socialización, de aprensión social, de apropiación oportuna de las leyes y de supervisión.

Mahdi también afirmó que, más que cualquier otra cosa, la comprensión de las funciones de los diferentes organismos y la traducción de las disposiciones del proyecto de ley en experiencias vividas ayudarán a impulsar el financiamiento para la aplicación de la Ley VAPP.

Aprovechó la ocasión para subrayar que las organizaciones sin ánimo de lucro están limitadas en cuanto a lo que pueden hacer por la causa, pero una fusión de los esfuerzos de las múltiples partes interesadas y la minimización de la propiedad individual ayudarán a conseguir más.

Mahdi también compartió una interesante estrategia utilizada en uno de los estados del norte de Nigeria, donde los legisladores fueron trasladados a una ubicación geográfica diferente para ser reorientados, al tiempo que se fomentaba el uso de enfoques culturales específicos.

En los últimos dos años, la organización Stand to End Rape Initiative (STER) de Osowobi ha estado al frente de la campaña para integrar la Ley VAPP. Compartió algunos de los desafíos que su organización ha encontrado en este proceso, la mayoría de los cuales son prácticas religiosas y culturales.

Citando un ejemplo de su trabajo en el estado de Adamawa, Osowobi dijo: "Había problemas en torno a que los hombres creían que estaba bien castigar a sus esposas y que, si una mujer solicitaba la detención de su marido, estaba provocando una separación total de la familia".

También condenó la lentitud de la respuesta gubernamental a los asuntos relacionados con las mujeres y las niñas, que se manifiesta en la falta de urgencia para integrar la Ley VAPP.

Señaló que la estrategia de "nombrar y avergonzar" ha resultado eficaz para registrar más éxitos porque pone a los estados que aún no han aprobado la Ley VAPP bajo presión para estar a la altura de los que sí lo han hecho.

Por su parte, Lawal, de Connected Development, aprovechó su amplia labor de promoción en el norte de Nigeria para hablar de la importancia de la política en la lucha por la integración de la Ley VAPP y la protección de millones de mujeres y niñas nigerianas.

"Las mujeres debemos hacer política si queremos acelerar el progreso. Imaginemos que tenemos una gobernadora en un estado. No necesitamos incidencia política para que apruebe la Ley o incluso el presupuesto para su aplicación. Podemos seguir haciendo incidencia política, pero si las mujeres no se consolidan y no invierten realmente en política, no avanzaremos", dijo.

El punto culminante de la mesa redonda fue el cierre oficial de la petición, simbolizado por la entrega oficial de más de 23,000 firmas recibidas de Global Citizens de todo el mundo al Ministerio de Asuntos de la Mujer.

Al prestar su voz para llamar a los líderes nigerianos a que incorporen la Ley VAPP en los 36 estados, Global Citizen ha contribuido a fomentar la acción de los líderes nigerianos para proteger el futuro de los derechos de las mujeres y la igualdad en Nigeria. Esto es evidente en la victoria adicional obtenida apenas 24 horas después de la mesa redonda, con la aprobación de la Ley VAPP en la Asamblea del Estado de Borno

Advocacy

Exige igualdad

Cómo los Global Citizens ayudan a impulsar esfuerzos clave por la igualdad de género en Nigeria

Por Oluwafunmilayo Taiwo  y  Tife Sanusi