Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Salud

Cada vez hay más resistencia a los antibióticos, y se trata de un gran problema global.

Por qué es importante para los Global Citizens
En los países en desarrollo, el uso excesivo de antibióticos está fomentando la resistencia a los medicamentos, lo que en última instancia significa que las personas no pueden curarse de enfermedades que deberían poder evitar. Cuando alguien no puede acceder a buenos servicios de salud, pierde calidad de vida, y si esto ocurre en entornos de extrema pobreza, el impacto es mucho mayor. Puedes tomar medidas sobre este tema aquí.

Las personas de todo el mundo se están volviendo resistentes a los antibióticos, lo que significa que infecciones comunes que antes eran fáciles de tratar podrían llegar a ser mortales algún día. De hecho, la tuberculosis farmacorresistente, una enfermedad infecciosa y, en ocasiones, mortal, representa actualmente una grave amenaza para la salud mundial y, recientemente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron sobre un brote de estos super hongos en los Estados Unidos.

Pero, ¿cómo ocurrió la resistencia antimicrobiana (RMA) y qué significa exactamente?

En los últimos años, este problema se ha convertido en una de las mayores amenazas para la salud en todo el mundo. Y sin embargo, la mayoría de la gente sabe muy poco al respecto.

"Las personas tienen una opinión sobre la poliomielitis, otra para el sarampión", le dijo a Global Citizen Jyoti Joshi, jefa de Asia del Sur para el Centro para la Dinámica de las Enfermedades, la Economía y la Política (CDDEP). "Pero la RMA es algo distante y no personal".

Cuando alguien muere a causa de una infección resistente a los antibióticos, ella explica que no hay una certificación que indique que murieron a causa de esa infección porque eran  resistentes a los antibióticos; sino que solo ve que se trata de una infección.

Pero la RMA en realidad causa 700,000 muertes por año, y para 2050, ese número podría llegar a 10 millones en todo el mundo, según la Revisión de 2014 sobre la resistencia a los antibióticos.

La exposición a los antibióticos engendra resistencia. Esto significa que cada vez que un germen se expone a un antibiótico, su resistencia aumenta. Esto no significa que una persona no deba tomar antibióticos cuando sea necesario, solo significa que los pacientes deben ser más conscientes.

Digamos que tienes un resfriado fuerte que ha durado tres días y que alcanza un antibiótico el cuarto día. Para entonces, tu infección ya estará menguando y tu inmunidad mejorará, explicó Joshi.

“Puede que te engañen para que pienses que el antibiótico te curó, pero es más probable que tenga un efecto placebo. Lo que realmente habrás hecho es exponer tu resfriado a otra infección, haciéndolo más resistente”, dijo.

"Las capacidades pueden ser diferentes, pero los países de bajos ingresos y los países de altos ingresos, se enfrentan a problemas similares", dijo Sergey Eremin, un médico del Sistema Mundial de Resistencia Antimicrobiana (GLASS), a Global Citizen.

GLASS fue lanzado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015 para recopilar y analizar datos globales sobre la RMA, con el objetivo de respaldar acciones regionales, nacionales y mundiales para enfrentarlo.

"Para el mundo en desarrollo el debate que se lleva a cabo es entre el acceso y el exceso, porque tenemos áreas rurales y remotas donde no hay un médico disponible o no hay una farmacia disponible", dijo Joshi. "Pero eso no justifica hacer que los antibióticos estén disponibles para cualquiera cuando sabes que los estás exponiendo a una infección a largo plazo de una forma u otra".

A través de su trabajo con CDDEP, Joshi está estudiando la RMA en India. El CDDEP ayuda a recopilar datos y proporciona un análisis de la situación en varios países. Luego trabaja con la OMS para proporcionar orientación sobre cómo implementar estrategias en programas de salud existentes, como planes de salud maternoinfantil, iniciativas de inmunización o programas que trabajan para mejorar las tasas de infección en los centros de salud.

Desde que la resistencia a los antibióticos se convirtió en parte de la agenda de las Naciones Unidas en 2016, la mayoría de los países tienen planes en papel, pero han tenido problemas con la implementación real, dijo Joshi.

Ella argumenta que la gravedad de AMR aún no es entendida por todas las partes interesadas: la gente no entiende realmente su implicación global.

Esta resistencia es el resultado de una combinación de problemas que crean una tormenta perfecta como una amenaza para la salud global.

Para empezar, las personas recurren a los antibióticos con demasiada frecuencia en los países en desarrollo, donde acceder a ellos es más fácil que acceder a servicios de salud de calidad. Aunque esto también ocurre en los países desarrollados donde se abusa de ellos.

"La gente suele acudir al médico y tiene una agenda", dijo a Global Citizen el Dr. Andrew Morris, director médico del Programa de administración de antibióticos del Sinai Health System-University Health Network. "Vengo porque necesito un antibiótico", suele ser un motivo de consulta. Por eso, la satisfacción se basará en si el antibiótico fue recetado o no".

Por otra parte, en Canadá, por ejemplo, Morris señala que entre el 80% y el 90% de los antibióticos se usan en animales (para aumentar las tasas de crecimiento o para proteger su salud), lo que significa que solo del 10% al 20% se usan en humanos. El problema es que alrededor del 90% de la población canadiense come animales, según una investigación de la Universidad de Dalhousie. Debido a que los humanos regularmente ingieren antibióticos a través de la carne en sus dietas, se están volviendo más resistentes a los antibióticos.

Morris, así como Joshi, hacen referencia a la necesidad de centrarse en la RMA con el enfoque de One Health, que es el concepto de varias disciplinas que trabajan juntas a nivel local, nacional y mundial para abordar la atención médica para las personas, los animales y el medio ambiente.

Existe una conexión clara entre las personas, los animales y los antibióticos, pero la RMA en los países en desarrollo también deriva en problemas sistémicos más amplios.

"Los antibióticos son ​​un atajo rápido para no mejorar otras prácticas de control de infecciones, la calidad de la atención o los problemas de higiene de las manos", explicó Joshi. "Por lo tanto, los responsables políticos o los gobiernos pueden apoyarse en infraestructuras deficientes o falta de agua en las instalaciones del hospital porque hay un antibiótico disponible sin receta".

Nuevamente, esto vuelve a la idea de que se debe adoptar un enfoque integral para combatir la resistencia a los antibióticos. El acceso a agua limpia y al saneamiento reduciría las enfermedades diarreicas, lo que reduciría el número de personas que toman antibióticos innecesarios, y a su vez limitaría la resistencia a los antibióticos.

Morris dijo que la resistencia a los antibióticos no proviene de una sola vía, porque depende del uso excesivo por parte de los seres humanos, pero también de su uso en animales, medio ambiente, prácticas agrícolas y comercio de alimentos.

La resistencia a los antibióticos es un problema que debe abordarse globalmente, ya que todos juntos estamos en esto, de un modo u otro.