Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Gingerbread Rising
Niñas y Mujeres

Estas panaderas reinventaron las galletas de jengibre con un plan anti patriarcal

Por qué es importante para los Global Citizens
Los símbolos machistas se encuentran en todos los lugares de la sociedad: desde las salas de juntas hasta las más humildes galletas navideñas. Por eso estas dos mujeres comenzaron a hornear sus propias galletas en un plan por comenzar a cambiar los mensajes patriarcales. Puedes unirte y actuar aquí para ayudar a empoderar a las mujeres de todo el mundo.


Esta panadería inglesa está revolucionando los hornos del mundo. Por supuesto que los insultos no tardaron en llegar, pero a pesar de esto estas panaderas con sede en Londres decidieron alzar la voz y criticar el modo masculino en el que se representan las galletas de jengibre históricamente.


Su proyecto, Gingerbread Rising, busca cambiar un símbolo que aunque parece inofensivo, es una demostración del cambio cultural que se vive a nivel mundial que busca formar una sociedad alejada del pensamiento centrado solo en el hombre.

Las creadoras del proyecto hablaron con Global Citizen y explicaron que al acercarse la Navidad decidieron “buscar una solución que no solo destruya este símbolo patriarcal, sino que además cree un nuevo mundo que reescriba las recetas basadas en estereotipos de género”.

Already feeling Friday AF? Great, me too! 😜 . I thought it might be time for one of those premature #fridayintroductions - since quite a few people have been asking who is bringing them all this gingerbread insanity 😵🤔 . . . I’m originally from Berlin, but now live in Hackney, London - in close vicinity to my lovely gingerbread co-conspirators. But enough about them - back to me 😂 When I'm not designing Slutty, Sassy and Bossy gingerbread ladies, and trying to figure out how to tackle some of the world’s injustices through bizarre baking adventures, I love playing tennis, and am also battling an ongoing Doritos-addiction. Do you have any unhealthy predilections you just can't overcome? 😝 . . . I love hearing feedback from our followers and we're already working on delivering on the many requests to bring you some of our cute baking products we have in the pipeline. Hit us up with any comments or collaboration ideas! 🤝😍 xoxo Jenny . . . #greatbritishbakeoff #bakeoff #gbbo #creativewomen #bakingtime #bakinglove #smallbusinesses #londonfood #inspiringwomen #customcookies #homebakery #loveyourjob #makingithappen #diy #expats #berliner #victoriapark #bodybalance #homemadeisbest #homebake #cakemaker #lovecake #bakingclass #londonfoodie #inspodaily #lovebaking #collaborate #bakerylife #londonist

Una publicación compartida de Gingerbread Rising (@slutty_gingerbread) el


"Cuando empezamos nuestra campaña hace tres años, la mayoría de las tiendas vendían gingerbread men", dijo Jenny Barthe, una de las creadoras del proyecto. "Incluso ahora que algunas tiendas han introducido a las mujeres de pan de jengibre, todavía lucen muy tradicionales: poses recatadas, vestimenta tradicional, un acompañamiento tranquilo para sus esposos de pan de jengibre".

Por eso Barthe y Oli Kramer crearon un feed de Instagram lleno de personajes femeninos coloridos y seductores que se pavonean, se divierten y llegan a lugares de poder, incluso entre sus personajes se encuentran la jugadora de tenis Serena Williams y Meghan Markle.

Aunque se trata solo de una galleta, Barthe y Kramer creen que se trata de la manera perfecta de hacer llegar un mensaje de empoderamiento serio.

"Queremos mostrarle al mundo que las mujeres serán y pueden ser lo que elijan ser", dijo Kramer.

La misión de Gingerbread Rising comenzó cuando sus creadoras notaron el desequilibrio de género en una panadería del este de Londres.

Dado que el pan de jengibre se consume comúnmente en forma de casas y corazones gigantes en Alemania, Barthe se confundió. “¿Por qué solo había hombres de jengibre?”, pensó.

Tres años después su revolución feminista ha reunido a una comunidad de 6.500 seguidores en Instagram.

"Recibimos muchos comentarios de personas que están realmente asombradas, porque nunca han visto mujeres de pan de jengibre en formas tan poderosas y diseños tan divertidos", dijo Barthe.

Barthe y Kramer están literalmente reescribiendo la historia del pan de jengibre. La galleta se originó en la Alemania del siglo XVI, por lo que la pareja se adentró en los archivos para dar a cada personaje de pan de jengibre su propio nombre germánico medieval, como Kriemhild, Gertrude y Brunhilde, los cuales provienen todos de cuentos antiguos llamados Nibelungenlied.

"Las historias de Nibelungen presentan personajes femeninos poderosos", dijo Barthe. Y para capturar un rango diverso de posibles personalidades femeninas, Barthe y Kramer diseñan a sus mujeres de pan de jengibre en tres modelos diferentes: "mandona", "atrevida" y "guarra".

Dicen que la idea es recuperar palabras que actualmente se usan de manera despectiva hacia las mujeres, y dotarlas de "significados positivos".


“Si te hace sentir incómodo, ¡bien! "Deberían sentirse incómodos por el hecho de que hay una palabra en nuestro idioma que se usa únicamente para avergonzar a las mujeres acerca de un comportamiento a menudo admirado en los hombres", dijo Barthe. "Nuestro sueño es el de un mundo donde la palabra 'slutty' signifique 'irresistiblemente deliciosa', nada más".


"Principalmente, queremos que las mujeres se diviertan, inspiren y también que nos aseguren que pueden ser lo que quieren sin ser juzgadas", dijo Kramer.

Para ellos, todo se trata de la cocción, la alegría de un trabajo creativo y la maravilla que entrega un mundo lleno de posibilidades.


Y como la Navidad está a la vuelta de la esquina, crearon un video exclusivo para Global Citizen para inspirar a otros panaderos y panaderas a que su pastelería sea revolucionaria y empodere a las mujeres.