Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Raw Pixel/Unsplash
Niñas y Mujeres

La desigualdad de género podría estar costándole al mundo $160 mil millones

La desigualdad de género no solo es injusta, es costosa.

La discriminación de género en los salarios y las oportunidades de trabajo podría estar costándole al mundo $160 mil millones, según un nuevo informe del Banco Mundial. Esto significa que si las mujeres recibieran un sueldo tan alto como los hombres, los ingresos de por vida combinados de la población mundial en edad de trabajar serían aproximadamente el doble del PBI mundial.

"Como las mujeres ganan menos que los hombres, la riqueza del capital humano en todo el mundo es aproximadamente un 20% más baja de lo que podría ser", dijo en un comunicado de prensa Quentin Wodon, economista principal del Grupo del Banco Mundial y autor del informe.

Pagar a las mujeres salarios iguales por el mismo trabajo es clave para cerrar la brecha salarial de género y acabar con la desigualdad. De todos modos, el problema va más allá de las disparidades salariales; de hecho, comienza antes de que las mujeres ingresen al lugar de trabajo.

A fin de empoderar a las mujeres para que desarrollen su potencial y les permitan participar plenamente en la fuerza de trabajo, los gobiernos deben invertir en educación y salud, dice el informe. El mundo también necesita abordar las creencias y actitudes discriminatorias de género que retienen a las niñas al inicio de la vida y contribuyen a la continua desigualdad de género en la fuerza de trabajo.

Es probable que las niñas que no tienen el mismo acceso a las oportunidades educativas que los niños crezcan para ser mujeres con niveles de alfabetización más bajos y menos habilidades comercializables que los hombres. Y en muchos países, las actitudes y creencias discriminatorias de género llevan a que las niñas abandonen la escuela para desempeñar funciones más tradicionales y menos lucrativas, como cuidar a los miembros de la familia y buscar agua.

En todo el mundo, millones de niñas se casan antes de cumplir 18 años, según el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer. Muchas de ellas se convierten en madres cuando todavía son niñas. Con frecuencia, las mujeres y las niñas en dichos puestos se ven obligadas a depender de sus maridos o familias para sobrevivir, y no pueden ser financieramente independientes.

Según el estudio del Banco Mundial, esto las expone a un mayor riesgo de violencia de género en el hogar, en el trabajo y en espacios públicos.


Con niveles más bajos de educación y expectativas culturales de que las mujeres deben hacer el trabajo no remunerado, incluido el cuidado de niños y familias y las tareas domésticas, muchas mujeres no pueden ingresar al lugar de trabajo formal, dice el informe. En cambio, las mujeres en estas situaciones pueden buscar trabajo a tiempo parcial o arreglos de trabajo informal que generalmente pagan menos.

Desde las áreas deportivas hasta las salas de juntas y la pantalla grande, las industrias de todo el mundo están tomando medidas para abordar la brecha salarial de género. Y varios países, incluidosIslandia y el Reino Unido, ya han aprobado medidas destinadas a cerrar la brecha.

Pero para abordar verdaderamente la desigualdad de género, dice el informe, los líderes mundiales deben comenzar a centrarse en sus causas profundas.

Global Citizen realiza campañas para empoderar a las mujeres y niñas de todo el mundo. Puedes tomar medidas en apoyo a la igualdad de género y el empoderamiento económico de las mujeres aquí.