Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Philippe Servent / Présidence de la République
AdvocacyAlimentos y Hambre

El presidente francés, Emmanuel Macron, aumenta la financiación para los agricultores rurales en todo el mundo en un 50%

Por qué es importante para los Global Citizens
La mayoría de los pobres del mundo vive en zonas rurales y trabaja en la agricultura. El FIDA ayuda a empoderar a estas comunidades, ayudándolas a aumentar sus ingresos, adaptarse al cambio climático y ampliar sus posibilidades. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que su gobierno aumentará los fondos que envía al Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) en un 50% durante la Cumbre One Planet sobre Biodiversidad el lunes.

La promesa ayudará al FIDA a apoyar a los pequeños agricultores durante las crisis superpuestas de la pandemia de COVID-19, el cambio climático y las recesiones económicas, al tiempo que los prepara para un futuro más próspero. El FIDA proporciona a los agricultores donaciones y préstamos, asistencia técnica, equipo y orientación empresarial, al tiempo que mejora el acceso a los mercados, las cadenas de suministro y los sistemas alimentarios nacionales.

"Esta inversión ayudará a liberar de manera sostenible a millones de las personas más vulnerables del mundo del ciclo del hambre y la pobreza, que se ve agravada por un clima cada vez más impredecible", dijo Gilbert F. Houngbo, presidente del FIDA, en un comunicado. "Menos hambre, menos pobreza y una mayor resiliencia al cambio climático significan un mundo más próspero y estable para todos".

La labor del FIDA se ha vuelto cada vez más urgente durante el último año. La pandemia de COVID-19 alteró sectores económicos, profundizó la pobreza y cambió las prioridades de financiamiento internacional, particularmente en países de ingresos bajos y medianos. 


El FIDA se centra en las personas con más probabilidades de verse perjudicadas por estos efectos: las que viven en la pobreza. La gran mayoría de las personas más pobres del mundo vive en zonas rurales y trabaja en la agricultura. Producen el 50% de las calorías del mundo en solo el 30% de las tierras agrícolas, sin embargo, millones lucharon por alimentarse a sí mismos y a sus familias incluso antes de la pandemia. El FIDA puso en marcha un fondo de 200 millones de dólares el año pasado para ayudar a los agricultores a superar la crisis y salir fortalecidos de la situación.

La promesa de Francia se destinará a la reposición del FIDA, lo que significa que ayudará a financiar la próxima lista de proyectos de la organización en 2022. En los últimos meses, otros 25 países, incluidos Japón, los Países Bajos y Sierra Leona, han aumentado sus contribuciones a la reposición del FIDA.

El anuncio de Macron fue seguido de una reunión con los embajadores de Global Citizen y FIDA Idris Elba y Sabrina Dhowre Elba, durante la cual Macron describió sus planes para apoyar a los jóvenes de África en su lucha para salvar la biodiversidad y tomar un mayor control de los proyectos de desarrollo, según informó The Guardian.

Macron dijo que planea invitar a jóvenes en lugar de a jefes de estado a la cumbre anual África-Francia en julio.

"Muchos países tienen este tipo de cumbres ... después de la pandemia de COVID pensamos en cómo cambiar completamente esta cumbre, construir algo nuevo", dijo Macron en la reunión. “Quizás fracasará, pero decidimos construir una nueva cumbre. No habrá absolutamente ningún líder africano invitado, solo invitaremos a jóvenes de todas partes de África involucrados en la agricultura, la sociedad civil, los negocios, la cultura, los deportes... que vienen de África y dicen lo que quieren para África”.

“Ellos decidirán lo que quieren”, agregó.

Los Elbas se convirtieron en embajadores del FIDA en abril de 2020, unos meses después de realizar una misión de investigación con el FIDA y Global Citizen en Sierra Leona. Desde entonces, los Elba han pedido a los países que aumenten sus compromisos con el FIDA.

"En un momento en que todos los países están atravesando las dificultades de la pandemia, necesitamos más que nunca la visión política para abordar nuestras emergencias climáticas, sanitarias y económicas interconectadas", dijo Elbas en un comunicado, tras el anuncio de Macron. “Invertir en agricultura sostenible y áreas rurales no solo crea oportunidades económicas para un futuro mejor y más equitativo, sino que también puede ayudar a proteger nuestro planeta”.

La Cumbre One Planet sobre Biodiversidad contó con importantes victorias en sostenibilidad cuando los líderes mundiales trazaron planes de recuperación posteriores al COVID-19.

“La recuperación de la pandemia es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en el evento. "Con políticas inteligentes y las inversiones adecuadas, podemos trazar un camino que lleve la salud a todos, revitalice las economías, genere resiliencia y rescate la biodiversidad".

El FIDA, junto con el Green Climate Fund, anunció la creación del Great Green Wall Accelerator para apoyar el proyecto de reforestación y restauración de ecosistemas más grande del mundo. La aceleradora movilizará $10 mil millones para proyectos locales y regionales, pero actualmente no está claro de dónde vendrán estos fondos y cómo se utilizarán. Es fundamental en los meses y años venideros que la aceleradora documente y comparta con el público la información financiera relevante.

El príncipe Carlos dio a conocer la Terra Carta, una carta para conservar el planeta Tierra que tiene como objetivo recaudar $10 mil millones del sector privado durante los próximos 10 años.

“Hoy, hago un llamado urgente a los líderes, de todos los sectores y de todo el mundo, para que se unan a nosotros en este esfuerzo y brinden su apoyo a esta 'Terra Carta': llevar la prosperidad en armonía con la naturaleza, las personas, y el planeta durante la próxima década”, dijo el príncipe Carlos.

Francia, junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, anunció PREZODE, una nueva colaboración interseccional entre científicos e investigadores de la salud para detener futuras pandemias previniendo la aparición de nuevas enfermedades zoonóticas.

Mientras tanto, cincuenta países se comprometieron a proteger el 30% de la tierra y el mar de las actividades humanas para 2030, lo que duplicaría las áreas terrestres bajo protección y más que cuadriplicaría los espacios marinos protegidos, según Naciones Unidas.

Los países que se comprometieron con este objetivo de conservación buscarán que otros países se sumen durante las conferencias ambientales a lo largo del año.

“Proteger el 30% del planeta mejorará sin duda la calidad de vida de nuestros ciudadanos y nos ayudará a lograr una sociedad justa, descarbonizada y resiliente. Sanar y restaurar la naturaleza es un paso clave hacia el bienestar humano, creando millones de empleos verdes de calidad y cumpliendo con la agenda 2030, particularmente como parte de nuestros esfuerzos de recuperación sustentable”, dijo Andrea Meza, ministra de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, según The Guardian.

“Tenemos un imperativo moral y pragmático de unirnos, de tomar decisiones firmes que nos acerquen un paso más a detener la pérdida de biodiversidad y lograr los objetivos del acuerdo de París”, agregó.