Los arsenales nucleares aumentan. Los conflictos aumentan. Millones de personas son desplazadas. El derecho internacional es despreciado impunemente mientras las redes criminales y terroristas se benefician de la división y la violencia. Esta es la situación en la que se encuentra el mundo hoy.

Los motivos del estallido de los conflictos van desde disputas territoriales y tensiones regionales, hasta la corrupción y la disminución de los recursos debido al cambio climático.

Los conflictos interrumpen el acceso a servicios básicos como alimentos y agua, y orillan a las personas a la pobreza extrema, siendo los más pobres y vulnerables quienes pagan el precio más alto. Además de cobrarse vidas y devastar las infraestructuras a corto plazo, los conflictos y sus consecuencias son profundos y duraderos, y hacen retroceder los avances hacia la consecución de los Objetivos Globales.

Puede que la actual crisis humanitaria en Ucrania sea el centro de atención en este momento, pero hay muchos conflictos que ocurren en todo el mundo que merecen el mismo apoyo y compasión. Aquí hay 10 cosas que deberías saber sobre los conflictos actuales en todo el mundo.

1. Hay al menos 27 conflictos vivos en este momento

Según el Global Conflict Tracker del Council on Foreign Relations, actualmente hay 27 conflictos en curso en todo el mundo. El rastreador clasifica los conflictos en tres grupos: "empeorando", "sin cambios" y "mejorando". En este momento, no hay ni un solo conflicto descrito como "mejorando".

Entre los que empeoran están el conflicto de Ucrania, la guerra de Afganistán, la inestabilidad política del Líbano, la guerra de Yemen, la crisis de los rohingya en Myanmar y el conflicto de Etiopía.

2. Aumentan los conflictos y la violencia

A nivel mundial los conflictos y la violencia están aumentando según las Naciones Unidas. La ONU advirtió que la paz no había estado tan amenazada en el mundo desde la Segunda Guerra Mundial.


3. 2,000 millones de personas viven actualmente en zonas afectadas por conflictos

Una cuarta parte de la población mundial vive en zonas afectadas por conflictos. Algunos de los lugares más afectados son la región etíope de Tigray, Sudán del Sur, Siria, Yemen y Afganistán. Según la ONU, el año pasado 84 millones de personas se vieron desplazadas por la fuerza a causa de los conflictos, la violencia y las violaciones a los derechos humanos. Este año se calcula que al menos 274 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria.

4. Los niños de Yemen tienen tanta hambre que se comen sus propias manos

Desde hace seis años, Yemen está sumido en una sangrienta guerra civil entre las fuerzas gubernamentales apoyadas por Arabia Saudí y los combatientes Houthi respaldados por Irán. Casi un cuarto de millón de personas han muerto, pero muchas más han sido empujadas al borde de la inanición.

Los niños están pagando el precio más alto. Meshal, de cuatro años, llegó a roer sus propios dedos porque tenía mucha hambre. Un niño muere cada 10 minutos en Yemen, según el informe de la ONU de agosto de 2021.

5. Más de 13 millones de sirios han sido desplazados forzosamente desde el inicio de la guerra

Casi 11 años después de su inicio, la crisis de refugiados sirios sigue siendo la mayor crisis de personas desplazadas en el mundo (13.2 millones, incluidos 6.6 millones de refugiados y más de 6 millones de desplazados internos). Al menos 2 millones de personas viven en campamentos de tiendas de campaña con acceso limitado a servicios básicos.

El inicio de la guerra en Siria se remonta a la “primavera árabe”, una serie de protestas antiautoritarias, levantamientos y rebeliones que se extendieron por varios países de Oriente Medio a principios de la década de 2010. El pueblo sirio alzó su voz para exigir reformas. Pero el presidente sirio Bashar al-Assad reprimió la disidencia y dejó claro que un régimen democrático no formaba parte de su plan. Cuando otros miles de personas salieron a la calle, el ejército respondió abriendo fuego contra los manifestantes. Después de eso empezaron a aparecer pequeñas facciones de rebeldes armados que han intentado derrocar al gobierno desde entonces. A día de hoy, el gobierno y los rebeldes siguen inmersos en una guerra civil a gran escala.

6. El conflicto de Myanmar es la guerra civil más larga del mundo

El conflicto de Myanmar (antes llamado Birmania) lleva más de 60 años y sigue siendo la guerra civil más larga del mundo. El país lleva décadas bajo un gobierno militar represivo y un conflicto con grupos étnicos minoritarios desde 1948, año en que el país se independizó del Reino Unido.

En 2011 hubo algunas esperanzas de que el país se alejara del gobierno militar total, pero las expectativas de reformas democráticas se desvanecieron y los militares mantuvieron el control sobre gran parte del gobierno.

En 2017 el Tatmadaw (las fuerzas armadas de Myanmar) y las fuerzas de seguridad locales iniciaron una campaña de limpieza étnica contra la minoría musulmana rohingya, asesinando a miles de personas e incendiando aldeas.

Casi 880,000 refugiados rohingya han huido del país. Los más vulnerables, como mujeres embarazadas, bebés, niños y ancianos, se han visto obligados a viajar durante días para llegar a un lugar seguro en Bangladesh. En la actualidad viven en el campo de refugiados más grande y densamente poblado del mundo, Kutupalong. Alrededor de la mitad de esos refugiados son niños.

7. Sólo un caso de violación ha sido procesado con éxito por la Corte Penal Internacional

La violación es el crimen de guerra más olvidado de la Convención de Ginebra de 1949, según la veterana corresponsal en el extranjero de The Sunday Times de Londres, Christina Lamb.

En su libro Our Bodies, Their Battlefields (Nuestros cuerpos, sus campos de batalla), argumenta: "Las violaciones en la guerra se aceptan tácitamente y se cometen con impunidad, los líderes militares y políticos se encogen de hombros como algo secundario. O se niega que haya ocurrido alguna vez".

Creada en 2002, la Corte Penal Internacional (CPI) sólo ha logrado una condena por esclavitud sexual y violación, en el caso de 2019 de un señor de la guerra congoleño.

De hecho, las mujeres y las niñas sufren lo peor de los conflictos, ya que a menudo no son vistas como los seres humanos que son, sino como armas de guerra.

8. Los 10 países más afectados por los conflictos pierden, como media, el 41% de su PIB

El costo de la guerra es casi insondable. Además del sufrimiento humano, el malestar social y los daños a las infraestructuras, la carga de la guerra también afecta a las economías de los países afectados por el conflicto.

El Instituto para la Economía y la Paz descubrió que el costo económico medio de la violencia en los 10 países más afectados por el conflicto en el mundo equivale al 41% de su producto interior bruto (PIB).

¿Por qué es importante? Porque cuando la violencia trastorna una economía, los efectos se dejan sentir mucho tiempo después de que el conflicto se calme y hace que casi todo el mundo se empobrezca.

9. Los conflictos provocan el 80% de las necesidades humanitarias

"Los costos humanos y económicos de la fragilidad, el conflicto y la violencia son asombrosos", escribió Franck Bousquet, director principal del Grupo de Fragilidad, Conflicto y Violencia (FCV) del Banco Mundial, en un artículo para New Humanitarian.

Los conflictos provocan el 80% de las necesidades humanitarias y, en 2016, el costo de los conflictos a nivel mundial ascendió a la asombrosa cifra de 14 billones de dólares. Eso es suficiente para acabar con el hambre en el mundo 42 veces. Imagina lo que el mundo podría hacer con ese dinero si los conflictos terminaran en todo el mundo.

10. Familias afganas se han visto obligadas a vender órganos y bebés para poder pagar su pan

La reciente toma de posesión de Afganistán por los talibanes, tras 20 años de conflicto liderado por Estados Unidos, ha hundido la economía del país y ha provocado una pobreza casi generalizada y una crisis de hambre sin precedentes.

Más de la mitad de los 40 millones de habitantes del país se enfrentan a "niveles extremos de hambre y casi 9 millones de ellos corren el riesgo de sufrir hambruna", según la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR.

En estas condiciones extremas, muchos niños pequeños ya han muerto de hambre. Incapaces de ver cómo ocurre esto, muchas familias han tomado la angustiosa decisión de vender a sus hijos, mientras que otras han recurrido a la venta de sus órganos en el mercado negro.

Para tomar acción en muchos de los temas mencionados, acude a nuestra página de acciones y súmate al movimiento Global Citizen.

Editorial

Exige igualdad

10 datos desgarradores sobre los conflictos en curso en todo el mundo

Por Tess Lowery