El pasado mes de junio fue el más caluroso de la historia registrada en Estados Unidos, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. El aumento de las temperaturas se ha sentido en todo el mundo, con países de Europa, Oriente Medio y el sur de Asia, que también han experimentado temperaturas récord.

Para las personas que pueden permitirse el lujo de sentarse frente a aires acondicionados, esto puede no parecer un problema. Pero las olas de calor suponen una grave amenaza para la salud de las comunidades vulnerables de todo el mundo y no harán más que intensificarse en los próximos años debido al empeoramiento del impacto del cambio climático.

La amenaza del calor extremo no se limita a Estados Unidos, sino que es un problema al que se enfrenta todo el mundo. Las muertes relacionadas con el calor representan la mayor parte de las muertes por desastres naturales en Australia. Los Emiratos Árabes Unidos registraron su temperatura más alta para un mes de junio el pasado día 6, con 52 grados centígrados (125 grados Fahrenheit). En Canadá se produjeron 130 muertes relacionadas con el calor en Vancouver, ya que las temperaturas alcanzaron los 49 grados (121 grados Fahrenheit).

En una reunión con gobernadores estadounidenses, el presidente Joe Biden describió algunos de los peligrosos efectos de la ola de calor del país como "carreteras que se desploman bajo el calor" e "incendios forestales de mayor intensidad". Además, pidió a toda la comunidad sumar esfuerzos para evitar los efectos mortales del calor extremo.

"Necesitamos que la gente esté al pendiente de sus vecinos, especialmente de los ancianos que puedan necesitar ayuda", indicó. "Los trabajadores al aire libre, como nuestros granjeros y obreros de la construcción, van a necesitar descansos frecuentes para beber agua y estar a la sombra".

Está claro que para vencer el calor hace falta más que agua y un ventilador. En última instancia, se trata de reconocer la desigualdad y tomarla en cuenta.

Las ciudades se construyen para acomodar a los ricos. En los barrios con más recursos se plantan más árboles, que proporcionan sombra y alivian el calor. Sin embargo, los barrios con menos ingresos, históricamente más habitados por residentes de piel negra y morena, no reciben los mismos niveles de planificación urbana y, en consecuencia, han registrado temperaturas más altas que el promedio. El aumento del calor en estos barrios de Estados Unidos se debe a una historia de prácticas discriminatorias conocidas como redlining y racismo ambiental.

Hay muchas formas en las que todos podemos tomar acciones en nuestras comunidades para ayudar a prevenir las muertes y afectaciones relacionadas con el calor y frenar la desigualdad en general. Aquí tienes siete ideas para empezar.

1. Haz una donación a tu fondo local de ayuda mutua y encuentra un programa de intercambio de aire acondicionado que te permita donar tu aparato

Aunque esta acción es más bien una solución a corto plazo, puede proporcionar alivio inmediato a los necesitados. Los programas de ayuda mutua sirven a las comunidades de muchas maneras mediante el financiamiento colectivo, la organización, la creación de neveras comunitarias y la redistribución de la riqueza. Encontrar tu programa local de ayuda mutua y participar en él pueden ser los primeros pasos para ayudar a reducir la amenaza de las olas de calor.

Si te sobra un aparato de aire acondicionado, hay programas que te ayudarán a recolocarlo. También puedes donar agua embotellada a tu nevera comunitaria local. En definitiva, ser activo en tu comunidad y estar al pendiente de tus vecinos puede ayudar a salvar vidas.

2. Conoce dónde están los centros de refrigeración locales y ayuda a la gente a encontrarlos.

Los centros de refrigeración —espacios públicos que proporcionan alivio del calor extremo— no sólo son recursos para quienes no tienen un hogar, sino también para los que no tienen los medios para mantener frescos sus hogares. Aunque algunas ciudades ofrecen ayuda económica a las personas para enfriar sus casas, no todo el mundo se beneficia de este tipo de ayuda. Si observas que alguien está luchando contra el calor extremo, saber dónde dirigirlo puede salvarle la vida.

3. Dona a organizaciones de plantación de árboles que den prioridad a la igualdad.

Hay innumerables organizaciones que plantan árboles para ayudar a restaurar el medio ambiente y combatir el cambio climático. Algunos de estos grupos tienen en cuenta otras preocupaciones urgentes, como la justicia racial. Un enfoque equitativo de la restauración ambiental puede ayudar a las comunidades a resistir las olas de calor, a la vez que rectifica el racismo medioambiental. 

Aquí tienes algunas organizaciones de plantación de árboles equitativa que puedes consultar:  

One Tree Planted: Esta organización sin ánimo de lucro planta árboles a escala mundial en África, Asia, Latinoamérica, Europa, el Pacífico y Norteamérica. Por cada dólar donado se planta un árbol y también puedes recaudar fondos a través de ellos para crear un mayor impacto.

Americanforestry.org: Hay varias formas de participar en American Forests, incluyendo la afiliación y las donaciones específicas (con 1 dólar se planta un árbol).

Arbor Day Foundation’s Alliance for Community Trees: Este programa ofrece la plantación en la comunidad para ayudar a llevar más árboles a los barrios de bajos ingresos. Puedes apoyar a la fundación haciéndote socio, iniciando una recaudación de fondos o haciendo un donativo para el programa de recuperación de árboles comunitarios

4. Apoya la campaña para exigir a los líderes mundiales que aumenten el financiamiento para el clima

Únete al secretario general de la ONU, António Guterres, y a 48 países en desarrollo en el llamado para que las naciones más ricas den un paso adelante y financien energía sostenible para países vulnerables. La conferencia sobre el clima COP26, que se celebrará en Glasgow en noviembre, reunirá a las 20 naciones más ricas del mundo para elaborar estrategias de lucha contra el cambio climático. Los líderes mundiales aún no han presentado un plan claro para alcanzar el objetivo de 100.000 millones de dólares comprometido durante la cumbre del G7.

El financiamiento climático es necesario para ayudar a las naciones en desarrollo a construir infraestructuras más ecológicas y adaptarse a la actual crisis climática. Únete a quienes corren más riesgo de sufrir el cambio climático tomando acción aquí para urgir a los líderes del G20 a que cumplan el objetivo de 100.000 millones de dólares.

5. Infórmate a ti mismo y a otros sobre las maneras en que el racismo estructural afecta a los barrios que te rodean.

Como objetivo a más largo plazo, hay otras formas de involucrarte para ayudar a tu comunidad a adaptarse y minimizar el calor extremo. Un punto de partida es aprender cómo el redlining, el racismo ambiental y la planeación urbana racista afectan a la gente que te rodea.

, se trata de más sombra, pero también de los materiales utilizados en la construcción de los edificios, si están estructurados para dar sombra o no, y de más espacios y tejados verdes. Las ciudades tienen que construirse pensando en los más desfavorecidos. Infórmate a ti mismo y a tus representantes locales. Defiende a tu comunidad y a los que te rodean. Alza la voz y haz peticiones para los que han sido ignorados.

6. Pide apoyo para la Ley REPLANT de 2021

A escala nacional, Estados Unidos necesita más árboles. La Ley REPLANT de 2021 es un plan de 10 años que pretende reforestar el país tras los devastadores incendios forestales y el calentamiento global. El plan consiste en plantar 1.200 millones de árboles para capturar más carbono del aire.

La Ley REPLANT aumentará cuatro veces el gasto para la reforestación de los bosques del país. Estos árboles absorberían más de 758 millones de toneladas métricas de carbono a lo largo de su vida y, si son protegidos, revitalizarán la vida silvestre y la salud del suelo. La Ley REPLANT de 2021 apenas ha sido presentada y necesita apoyo para ser aprobada por la Cámara. Puedes seguir el estado del proyecto de ley aquí y encontrar a tus representantes aquí.

7. Únete al movimiento para impulsar el cambio a escala mundial

Aunque las recientes olas de calor en Estados Unidos ofrecen una visión desgarradora del futuro cada vez más caluroso del país, la crisis climática es de alcance mundial.

Además, la crisis climática está afectando de forma desproporcionada a las personas menos responsables de ella. Tienes el poder de abogar en nombre de la comunidad global. En este momento, las comunidades marginadas y las naciones de bajos ingresos son las que más sufren los efectos del cambio climático. Hay muchas acciones de Global Citizen que puedes llevar a cabo ahora mismo para exigir a los líderes mundiales, al sector privado, a los filántropos, etc., que den un paso al frente y defiendan el planeta: dirígete aquí para unirte al movimiento y tomar acción para hacer frente al cambio climático.


Puedes unirte a la campaña Global Citizen Live actuando aquí para derrotar la pobreza, defender el planeta y formar parte de un movimiento impulsado por ciudadanos de todo el mundo que están actuando junto con gobiernos, empresas y filántropos para lograr el cambio.

GCL-admat-july13-USE-THIS-ONE.png

Global Citizen Life

Defiende el planeta

7 maneras importantes de ayudar a aliviar el calor extremo causado por el cambio climático

Por Kate Nakamura