Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Salud

Así es cómo podemos terminar con la malaria para 2050, según los expertos

Por qué es importante para los Global Citizens
La malaria es una enfermedad mortal que ha existido durante siglos y aún no se ha erradicado. La enfermedad transmitida por mosquitos afecta desproporcionadamente a las personas en los países en desarrollo de África, Asia y América Latina. Ponerle fin a la malaria salvaría cientos de miles de vidas cada año y acercaría al mundo un paso más para alcanzar el objetivo de las Naciones Unidas de buena salud para todos. Únete a nosotros para tomar medidas sobre causas relacionadas aquí.

El mundo podría deshacerse de la malaria para 2050, según un nuevo informe, pero no sin la cooperación mundial.

El informe, encargado por la revista médica The Lancet, afirma que con más fondos, innovación y colaboración internacional, erradicar la malaria en los próximos 30 años es un objetivo "ambicioso" pero "alcanzable".

"Durante demasiado tiempo, la erradicación de la malaria ha sido un sueño lejano, pero ahora tenemos evidencia de que la malaria puede y debe ser erradicada para 2050", dijo Richard Feachem, director del Grupo de Salud Global de la Universidad de California y copresidente de la revisión.

La malaria es una enfermedad tropical, que afecta principalmente a países de África, Asia y América Latina, causada por un parásito y transmitida por mosquitos. Las personas infectadas generalmente presentan síntomas parecidos a la gripe, y aunque puede ser mortal, la enfermedad se considera fácilmente tratable y prevenible con terapia farmacológica.

En 2017, 219 millones de personas contrajeron la enfermedad. Aproximadamente 435,000 personas en todo el mundo murieron de malaria en 2017, la mayoría de ellas eran bebés y niños de los países más pobres de África, donde el tratamiento y la atención médica pueden ser difíciles de acceder. Nigeria y la República Democrática del Congo, específicamente, vieron algunos de los números más altos de muertes relacionadas con la malaria.

"Si duplicamos nuestro trabajo para acabar con la malaria ahora, el mundo cosechará enormes beneficios sociales, humanitarios y económicos, y salvará a millones de personas de morir innecesariamente por las picaduras de mosquitos", dijo Martin Edlund, CEO de la organización sin fines de lucro Malaria No More, en un comunicado.


Sin embargo, el nuevo informe, en coautoría de 41 expertos en ciencia, economía y políticas de salud, contradice directamente una revisión de la malaria publicada por la Organización Mundial de la Salud, en la que los expertos concluyeron que no era posible erradicar la malaria en el futuro cercano.

"Incluso con nuestros escenarios y proyecciones más optimistas, nos enfrentamos a un hecho inevitable: utilizando las herramientas actuales, todavía tendremos 11 millones de casos de malaria en África en 2050", dice el informe de la OMS. "En estas circunstancias, es imposible establecer una fecha objetivo para la erradicación de la malaria o formular un plan operativo confiable para su erradicación", continúa el informe, advirtiendo contra el gasto de grandes cantidades de fondos en planes subdesarrollados, en particular, los esfuerzos para erradicar la malaria que han fracasado en el pasado.

Aún así, los coautores del informe The Lancet creen que establecer una meta con una fecha límite creará un sentido de urgencia y propósito.

"Debemos desafiarnos con objetivos ambiciosos y comprometernos con la acción audaz necesaria para alcanzarlos", dijo Feachem.

Los expertos creen que con la colaboración internacional y los esfuerzos específicos, la malaria puede erradicarse en esta vida. Feacham y sus coautores proporcionaron tres sugerencias para lograr el objetivo de erradicación de 2050 establecido en el informe. Estas sugerencias incluyen: usar una implementación más efectiva de las armas actuales contra la enfermedad, como mosquiteros, medicamentos e insecticidas; desarrollando mejores tratamientos como vacunas; e invirtiendo $2 mil millones adicionales en fondos internacionales para combatir la enfermedad cada año.

Feacham también dijo que el liderazgo y la rendición de cuentas en todos los niveles de gobierno, el aumento de las contribuciones de organizaciones privadas y particulares, y la mejora de la gestión en los programas de control de la malaria desempeñarán un papel importante para aumentar las posibilidades de erradicar la enfermedad en las próximas tres décadas.

"Si nosotros, la humanidad, asumiéramos este desafío y erradicaramos la malaria para 2050, sería un logro de proporciones históricas. No habría nada parecido", dijo Feachem.