Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Rawpixel via Unsplash
Agua y Saneamiento

Esta solución para limpiar el agua genera en realidad aguas residuales

Por qué es importante para los Global Citizens
Más de 2 mil millones de personas carecen de acceso regular a agua potable segura en todo el mundo, y se espera que este número aumente en las próximas décadas, ya que una serie de factores convergen para disminuir la disponibilidad de agua. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas para garantizar el acceso universal al agua aquí.

El proceso de desalinización o purificación de agua salada genera más aguas residuales que el agua potable, según un nuevo informe publicado en la revista Science of the Total Environment.

Pero como las plantas de desalinización proporcionan una fuente crítica de agua potable para las personas de todo el mundo, es probable que la cantidad de instalaciones operativas aumente significativamente en los próximos años, en especial a medida que aumenta la demanda de agua y la disponibilidad de agua dulce, según publicó AFP.

"Hay una necesidad urgente de hacer que las tecnologías de desalinización sean más asequibles y extenderlas a los países de bajos y medianos ingresos", dijo a la BBC Vladimir Smakhtin, coautor del periódico de la Universidad de las Naciones Unidas. Sin embargo, tenemos que abordar los inconvenientes potencialmente graves de la desalinización, el daño que genera la salmuera y la contaminación química para el medio ambiente marino y la salud humana", agregó.

Los autores del informe encontraron que por cada 1 galón de agua dulce que produce la desalinización, se crean 1.41 galones de salmuera tóxica. Más de 50 mil millones de metros cúbicos (o más de 13,2 billones de galones) de salmuera tóxica se generan de esta manera cada año, lo suficiente para cubrir el estado de Florida con una capa de suspensión acuosa salada.

La gran mayoría de estos líquidos contaminantes se vierten directamente a los océanos, donde pueden crear zonas muertas sin oxígeno, o en tierras donde destruyen plantas y otras formas de vida, además de contaminar los suministros de agua subterránea.

Esta composición no solo está saturada con sal, sino que también contiene sustancias utilizadas para desalinizar el agua, como el cobre y el cloro.

Los países con la mayor concentración de plantas desalinizadoras se encuentran en el Medio Oriente, especialmente en los países ricos que tienen poco acceso al agua dulce. De hecho, el 90% de las plantas de desalinización existen en países ricos, lo que refleja los enormes costos que implica crear estas plantas y luego operarlas.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos solo representan más del 42% de la salmuera creada a partir de plantas de desalinización.

Si bien la desalinización proporciona un alivio temporal crucial de la escasez de agua, el proceso podría ponerlos en peligro a largo plazo.

En todo el mundo, más de 2 mil millones de personas carecen de acceso confiable a agua potable segura, y 3 mil millones de personas enfrentan la escasez de agua.

Se espera que la demanda de agua aumente en un 40% para 2050, ya que la población mundial aumenta en más de 2 mil millones, según informó Naciones Unidas.

Al mismo tiempo, los suministros de agua dulce disminuirán a medida que la contaminación industrial avance sobre las fuentes existentes de agua, los países sobrepasen los ríos y los acuíferos, y el cambio climático afecte a grandes extensiones del planeta.

Como resultado, "al menos 1 de cada 4 personas vivirá en un país donde la falta de agua dulce será crónica o recurrente", dijo en una declaración el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

"La creciente crisis del agua debería ser mucho más alta en el radar del mundo", agregó.

La urgencia de esta crisis ya está ocurriendo en muchos países. Ciudad del Cabo se convirtió en la primera ciudad importante en quedarse sin agua en 2018, y Sao Paulo está continuamente a punto de agotar sus suministros de agua.

En este contexto, las plantas desalinizadoras pueden jugar un papel aún más importante que en la actualidad. Y encontrar una manera de manejar mejor el subproducto de salmuera tóxica será esencial.

"La buena noticia es que se han realizado esfuerzos en los últimos años y, con el perfeccionamiento continuo de la tecnología y la mejora de la asequibilidad económica, vemos una perspectiva positiva y prometedora", dijo Smakhtin, coautor del informe, a la BBC.