Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Janusz Maniak/Unsplash
Medio Ambiente

Los bosques del mundo están en la 'Sala de emergencia', dicen activistas

Por Adela Suliman

Traducción: Erica Sánchez

LONDRES, 25 de abril (Fundación Thomson Reuters) - El mundo perdió 12 millones de hectáreas de árboles tropicales el año pasado, el equivalente a 30 campos de fútbol por minuto, dijeron investigadores este jueves, advirtiendo que la salud del planeta está en juego.

Fue la cuarta caída anual más alta desde que comenzaron los registros en 2001, según los nuevos datos de Global Forest Watch, que utiliza imágenes satelitales y sensores remotos para monitorear las pérdidas de la cubierta de árboles de Brasil a Ghana.

"Los bosques del mundo están ahora en la sala de emergencias", dijo Frances Seymour, investigadora principal del Instituto de Recursos Mundiales (WRI) con sede en Estados Unidos, que dirigió la investigación.

"La salud del planeta está en juego y nuestras respuestas no son suficientes".

Seymour dijo que los datos representaban "pérdidas desgarradoras en lugares reales", y que las comunidades indígenas son más vulnerables a perder sus hogares y sus medios de vida a través de la deforestación.

La pérdida de enormes extensiones de bosques en todo el mundo también tiene implicaciones importantes para el cambio climático, ya que absorben un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el calentamiento del planeta producidas a nivel mundial.

"Los bosques son nuestra mayor defensa contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, pero la deforestación está empeorando", dijo John Sauven, director ejecutivo de Greenpeace Reino Unido.

"Se necesita una acción audaz para enfrentar esta crisis global, incluida la restauración de los  bosques perdidos".

El estudio descubrió que gran parte de la pérdida ocurrió en la selva primaria: árboles maduros que absorben más carbono y son más difíciles de reemplazar.

La tasa de destrucción en 2018 fue menor que en los dos años anteriores. Llegó a su punto máximo en 2016, cuando se perdieron alrededor de 17 millones de hectáreas de bosque tropical debido en parte a los incendios forestales, según la IRG.

El estudio destacó nuevos puntos críticos de deforestación, particularmente en África, donde la minería ilegal, la tala de bosques a pequeña escala y la expansión de las granjas de cacao provocaron un aumento en la pérdida de árboles en países como Ghana y Costa de Marfil.

Indonesia fue un caso raro, con una pérdida de bosques primarios que se desaceleró durante dos años consecutivos, después de que el gobierno impuso una moratoria a la tala de bosques.

Indonesia tiene la tercera mayor área total de bosques tropicales del mundo y también es el mayor productor de aceite de palma. Los ambientalistas culpan a gran parte de la destrucción de los bosques al desmonte de las plantaciones de palma aceitera.

"Esperamos que esto sea una señal de que nuestras políticas hasta ahora están surtiendo efecto", dijo Belinda Margono, directora del Ministerio de Medio Ambiente y Bosques de Indonesia.

El año pasado, los principales filántropos se comprometieron con $459 millones para rescatar los bosques tropicales reducidos que absorben el dióxido de carbono que atrapa el calor de la atmósfera en una Cumbre de Acción por el Clima Mundial en California.

Pero los expertos dijeron que se necesitaba hacer más.

"La deforestación causa más contaminación climática que todos los automóviles, camiones, barcos y aviones del mundo combinados", dijo Glenn Hurowitz, director ejecutivo de Mighty Earth, una organización ambiental global.

"Es vital que protejamos los bosques que aún tenemos".


Más información en http://news.trust.org