Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Salud

El mayor fabricante de vacunas del mundo se compromete a hacer que la vacuna contra el COVID-19 esté disponible por US$3

Por qué es importante para los Global Citizens
Las personas de todo el mundo están lidiando con los impactos socioeconómicos y en la salud de la pandemia de coronavirus. El brote ha retrasado los avances sobre varios de los Objetivos Globales de las Naciones Unidas. Encontrar una vacuna segura y ponerla a disposición de todos, en cualquier lugar, es una forma de apoyar a las comunidades más vulnerables. Puedes unirte a nosotros y actuar aquí.

La Fundación Bill y Melinda Gates donó $150 millones al Serum Institute of India (SII), el mayor fabricante de vacunas del mundo, para desarrollar 100 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus el viernes. La vacuna, con un precio de US$3 por dosis, tendrá como objetivo brindar alivio a los países de bajos ingresos, según informó el Wall Street Journal.

La Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZenca están desarrollando la vacuna en colaboración con Novavax. Novavax se asoció con el SII, otorgando a la empresa india los derechos exclusivos para suministrar la vacuna en la India. Dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de coronavirus como una pandemia mundial, la vacuna también se distribuirá en países que el Banco Mundial considera países de menores ingresos.

"Los investigadores están haciendo un buen progreso en el desarrollo de vacunas seguras y efectivas contra el COVID-19", dijo Bill Gates en un comunicado. "Pero asegurarse de que todos tengan acceso a ellos, tan pronto como sea posible, requerirá una enorme capacidad de fabricación y una red de distribución global".


Las tres organizaciones dijeron que su colaboración garantizará que los países de ingresos bajos y medianos no sean olvidados.

Las Naciones Unidas informaron que el COVID-19 tendrá el impacto más devastador en los países menos desarrollados. Los sistemas de salud más débiles en estos países tienen menos recursos para responder al brote de infecciones y no pueden permitirse las consecuencias socioeconómicas causadas por las medidas de bloqueo.

"A menos que la comunidad internacional tome medidas audaces, es probable que el logro de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) antes de la fecha límite de 2030 se salga de su alcance", concluyó la ONU.

Los ODS son un conjunto de objetivos diseñados por la ONU en 2015 para acabar con la pobreza extrema, reducir la desigualdad y proteger el planeta para 2030.

La Fundación de las Naciones Unidas predice que la pandemia empujará de nuevo a 71 millones de personas a la pobreza extrema para fin de año, lo que marca el primer aumento en las tasas de pobreza global en casi 20 años.

La crisis de COVID-19 no solo está dificultando el progreso, sino que está deshaciendo activamente el trabajo anterior realizado para lograr los ODS.

Aunque muchas empresas ya estaban desarrollando vacunas contra el coronavirus, la donación de la Fundación Bill y Melinda Gates acelerará y organizará aún más el trabajo del SII.

En junio, en respuesta a la campaña de Global Citizen Global Goal: Unite for Our Future, el SII comprometió el 50% de su capacidad de producción de la vacuna contra el COVID-19 a países de ingresos bajos y medianos, lo que garantizará que más de 250 millones de dosis de una vacuna se guarde para los países más vulnerables del mundo.

Una vez que las vacunas obtengan la aprobación de la OMS, el SII dice que las dosis podrían producirse a partir del primer semestre de 2021. Las inversiones iniciales también permitirán al SII aumentar su capacidad de fabricación para desarrollar las vacunas en grandes dosis, listas para su distribución.

Gates ha estado abogando por una preparación contra los virus más sólida durante años.

"Si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, es más probable que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra. No misiles, sino microbios", dijo Gates en su TedTalk en 2015.