Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Unsplash / Romello Williams
Medio Ambiente

Por qué probablemente no deberías volver a tirar tus lentes de contacto en el lavabo

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
La contaminación plástica representa una amenaza para la vida marina, los ecosistemas terrestres y la salud humana. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas para reducir el desperdicio de plástico y trabajar para alcanzar los Objetivos Globales de desarrollo aquí.

A pesar de su pequeño tamaño, las lentes de contacto podrían contribuir significativamente a la contaminación microplástica en las vías fluviales, según un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad Estatal de Arizona. Después de realizar una encuesta nacional de usuarios de lentes de contacto, los investigadores encontraron que los lentes de contacto tienen un costo ambiental significativo.

Muchos lentes de contacto están diseñados para un solo día de uso y las personas comúnmente las tiran por el desagüe al final del día. Estas lentes de contacto usadas terminan en instalaciones de tratamiento de aguas residuales, y dado que son transparentes, pueden pasar desapercibidas. Fabricados en base a poly (metacrilato de metilo), siliconas y fluoropolímeros, los lentes de contacto también pueden requerir un tratamiento alternativo para eliminarse de forma segura que otros tipos de plásticos.

Una vez en los sistemas de agua, las lentes de contacto se descomponen en partículas más pequeñas y fragmentos llamados microplásticos, que hacen que sus filtros de aguas residuales pasen al océano, dañando a los animales que los consumen. Según publicó The Guardian, los microplásticos que se adhieren a un solo coral pueden afectar la salud de un arrecife completo, causando enfermedades desenfrenadas. Los microplásticos también se abren camino a través de la cadena alimenticia desde los animales que se encuentran en la parte inferior de la cadena, hasta los peces más grandes y los humanos.

El estudio encuestó a 400 usuarios de lentes contacto y descubrió que alrededor del 20% dijo que, por lo general, tiraban sus lentes por el inodoro.

"Considerando que solo 45 millones de personas en los Estados Unidos usan lentes de contacto, eso equivale entre 1.8 a 3.360 millones de lentes desechados por año", dijo Charles Rolsky, miembro del equipo de investigación.


En comparación con los8 millones de toneladas de plástico que terminan en nuestros océanos cada año, los lentes de contacto representan solo una pequeña fracción de la contaminación plástica; sin embargo, la eliminación incorrecta de los lentes de contacto todavía representa entre 6 y 10 toneladas métricasde lentes plásticas en las instalaciones de aguas residuales de los Estados Unidos cada año. Es muy importante no pasar por alto el costo ambiental de las lentes de contacto. En lugar de lavar las lentes usadas en el fregadero o tirarlas al inodoro, los usuarios de lentes deberían tirarlos a la basura para evitar contaminar las fuentes de agua y que terminen convirtiéndose en plástico marino.