Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Photo by Ahtziri Gonzalez/CIFOR
Medio Ambiente

La segunda selva tropical más grande del mundo también podría incendiarse

Por qué es importante para los Global Citizens
Las selvas tropicales son críticas para la salud del planeta y juegan un papel importante en la mitigación del cambio climático. Los Objetivos Globales de las Naciones Unidas instan a los países a adoptar planes sólidos de protección y restauración forestal. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

El bosque de la cuenca del Congo podría ser la próxima selva tropical que se incendie, según publicó recientemente el New York Times.

Los incendios forestales ocurriendo ahora mismo en la mayoría de los paisajes vacíos de África central y meridional se han acercado inquietantemente a esta selva tropical, que abarca seis países. Los incendios amenazan con superar a la vasta extensión de árboles a menos que se realicen intervenciones.


En la Cumbre del G7 esta semana, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que podría enviar un paquete de ayuda para ayudar a contener los incendios, similar a su propuesta de enviar $22 millones a Brasil para combatir los poderosos incendios en el Amazonas, de acuerdo a lo informado por el Times.

En las últimas semanas, el Amazonas ha atraído la atención mundial ya que muchas partes de la selva se queman sin control. Ya se han registrado más de 39,000 incendios en el Amazonas este año, el número más alto en más de una década. Partes de la selva que habían sido protegidas de la interferencia externa en el pasado se han incendiado, destruyendo ecosistemas frágiles y poniendo en peligro la supervivencia a largo plazo de los bosques.

En las últimas semanas ha ocurrido una explosión de incendios alrededor del bosque de la cuenca del Congo causada por condiciones secas y los agricultores que preparan sus tierras para la cosecha. La República Democrática del Congo, que alberga la mayor parte del bosque de la cuenca del Congo, actualmente se enfrenta a 12.372 incendios, según datos de Global Forest Watch.

Los expertos de Global Forest Watch le dijeron al Times que no está claro si los incendios dañarán significativamente el bosque de la cuenca del Congo, que suministra una enorme cantidad de oxígeno del mundo y actúa como un sumidero de carbono vital. Sin embargo, si se produce un incendio importante, los equipos regionales de manejo de incendios serán incapaces de contenerlo, agregaron.

Los incendios que amenazan a las dos selvas tropicales más grandes son causados en gran medida por actividades humanas, pero también están siendo alimentados por, y alimentando, el cambio climático.

A medida que el cambio climático se intensifica, haciendo que partes del mundo sean más cálidas y secas, los incendios forestales ocurren con mayor frecuencia y gravedad. Las áreas del planeta que rara vez ven incendios, como Groenlandia y el Ártico, se enfrentan ahora a incendios sin precedentes.

Cuando los incendios destruyen los bosques, se liberan las emisiones de gases de efecto invernadero que se almacenaron en los árboles, lo que acelera el calentamiento del planeta.

Este problema genera que el tema del manejo forestal sea cada vez más crítico en todo el mundo.

También es la razón por la cual los líderes mundiales le han pedido a Brasil que contenga activamente los incendios en la Amazonía. Si los bosques y selvas más grandes del mundo son arrasados, entonces las posibilidades de combatir eficazmente el cambio climático se vuelven extremadamente pequeñas.

"La escala y la gravedad de los incendios que actualmente se están generando en Brasil y en otros lugares, incluida la República Democrática del Congo, Indonesia, Angola, Perú y Bolivia, es aterrador", dijo Mark Gruin, CEO de Rainforest Trust, en una declaración. "Impulsado por un clima cada vez más inestable y la tala incesante de bosques, esta devastación a menudo es impulsada por la política, la información errónea o la búsqueda de ganancias económicas a corto plazo. Estos incendios trágicos nos llaman a todos a la acción".

"Estos incendios son reales y serios y lo que hacemos hoy, todos nosotros, determina el tipo de mundo que tendremos mañana", agregó.