Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

National flood emergency response in Pakistan
Asian Development Bank / Flickr
Medio Ambiente

ONU: “Los refugiados climáticos no pueden ser enviados de regreso a casa”

Por qué es importante para los Global Citizens
Los efectos devastadores del cambio climático han desplazado a millones de sus hogares en todo el mundo. El Objetivo Global 13 busca combatir la amenaza urgente del cambio climático a través de la educación, la innovación y el compromiso. Puedes unirte a nosotros y tomar medidas sobre este tema aquí.

En una decisión histórica, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHRC) dictaminó que los refugiados que huyen de los desastrosos impactos del cambio climático no pueden ser enviados de regreso a sus países de origen.

El fallo tuvo lugar inmediatamente después de un caso que involucra a un hombre de Kiribati. Ioane Teitiota buscó protección en Nueva Zelanda debido a la amenaza del aumento del nivel del mar en Kiribati, según informó CNN. Si bien el comité finalmente falló en su contra, alegando que su vida no estaba en peligro inmediato, la situación de Teitiota destacó un problema no anticipado previamente.

Antes del fallo, los países adoptivos podían enviar refugiados climáticos a sus países de origen, a pesar de las continuas amenazas del cambio climático que los desplazaron en primer lugar.

Si bien el aumento del nivel del mar en Kiribati no representa una amenaza inmediata, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático ha revelado que la nación es actualmente uno de los seis países de las Islas del Pacífico con los niveles más altos del mar y está en riesgo de volverse inhabitable para 2050.

"Sin esfuerzos nacionales e internacionales sólidos, los efectos del cambio climático en los estados receptores pueden exponer a las personas a una violación de sus derechos", dijo el fallo.

A medida que se intensifiquen los desastres naturales y las emergencias climáticas, el fallo podría ser una salvaguarda significativa para quienes huyan de sus países de origen en el futuro.

En el fallo se incluyeron los artículos 6 y 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que establecen que toda persona tiene un derecho inherente a la vida y debe poder vivir una vida libre de tortura.


"Dado que el riesgo de que un país entero se sumerja bajo el agua es un riesgo tan extremo, las condiciones de vida en ese país pueden volverse incompatibles con el derecho a la vida con dignidad antes de que el riesgo tenga lugar", dijo la decisión.

En Asia, África y América Latina, 143 millones de personas corren el riesgo de ser desplazadas por los efectos del cambio climático en unas pocas décadas, según un informe del Banco Mundial de 2018.

El aumento de las sequías, el aumento del nivel del mar y las malas cosechas podrían obligar a millones de personas a abandonar sus hogares y buscar refugio en países que siguen siendo menos afectados.

"La decisión sienta un precedente global", dijo el lunes la investigadora del Pacífico de Amnistía Internacional, Kate Schuetze. "Dice que un estado incumplirá sus obligaciones de derechos humanos si devuelve a alguien a un país donde, debido a la crisis climática, su vida está en riesgo o en peligro de sufrir un trato cruel, inhumano o degradante".