Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

AP Photo/David Goldman, File
Medio Ambiente

Cómo el mundo casi detuvo el cambio climático en 1989

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
Los efectos de los gases de efecto invernadero en la atmósfera se conocen desde hace más de un siglo y los científicos han estado advirtiendo sobre el cambio climático por casi el mismo tiempo. La inacción global tiene que ver con la disfunción política, pero la ventana de tiempo todavía está abierta. Al adherirse al acuerdo climático de París, los países pueden evitar que el cambio climático cause un daño desastroso al planeta. Puedes tomar medidas sobre este tema aquí.


Hace cuatro décadas, la ciencia del cambio climático se estaba convirtiendo en una corriente principal y aún no se había formado una oposición impulsada por la industria para hacer algo al respecto.

Era un momento en que parecía eminentemente posible que los países del mundo acordaran restricciones vinculantes sobre la liberación de emisiones de gases de efecto invernadero, y los representantes elegidos en todo el sistema político de los Estados Unidos pedían una fuerte acción climática.

La oportunidad de oro de esta era se narra en el último número de la revista The New York Times Magazine en una excelente pieza titulada "Tierra perdida: la década en la que casi hemos detenido el cambio climático", de Nathaniel Rich.

A lo largo de finales de los años 70 y principios de los 80, explica Rich, los principales científicos del clima de Estados Unidos y el mundo estaban realmente impulsados por la causa. Hacía tiempo que se conocían los efectos de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero los informes exhaustivos sobre la trayectoria a largo plazo del clima aún no se habían convertido en un conocimiento común.

Esto cambió cuando el activista medioambiental, Rafe Pomerance, y el geofísico, Gordon MacDonald, persuadieron a los legisladores y reguladores de que ignorar el cambio climático conduciría a la destrucción de los arrecifes de coral, al aumento espectacular del nivel del mar, a la desertificación de los bosques, a una crisis migratoria sin precedente, y mucho más.

Sus audiencias conocieron esta terrible noticia con sorprendente aplomo, y pronto el presidente Jimmy Carter encargó a la Academia Nacional de Ciencias que en 1980 emitiera un informe llamado "Cambio Climático" que reuniría todo el conocimiento científico existente y ofrecería prescripciones políticas.

"Losing Earth" describe lo que sucederá después: un torbellino de revelaciones sobre el medio ambiente, un consenso sin precedentes sobre la naturaleza del problema y una creciente coalición alrededor del mundo de diplomáticos y jefes de estado dispuestos a actuar de manera decisiva para evitar una catástrofe.

Nada de eso importaba

Para cuando las Naciones Unidas se reunieron en 1989 para tratar el tema, Estados Unidos comenzó a retroceder, censurando la ciencia y divulgando información errónea, según Rich.

Desde entonces, Estados Unidos ha reprimido innumerables esfuerzos mundiales para enfrentar el cambio climático y la campaña de desinformación liderada por la industria solo ha crecido. Aunque la ciencia del cambio climático es más cierta que nunca, enfrenta una creciente serie de dudas.

El acuerdo climático de París apunta a evitar que las temperaturas globales suban más de 2 grados centígrados desde los niveles preindustriales, pero es " inaplicable y ya desatendido", según dice Rich.

Ahora las predicciones calamitosas que se hicieron hace cuatro décadas comienzan a hacerse realidad: el Ártico ha perdido 1 millón dekilómetros cuadrados de hielo desde 1979, los arrecifes de coral están muriendo en masa y los desiertos crecen en todas partes.

"El capítulo inaugural de la saga del cambio climático ha terminado", escribe Rich. "En ese capítulo, llámenlo Aprehensión, identificamos la amenaza y sus consecuencias. Hablamos, con creciente urgencia y autoengaño, de la perspectiva de triunfar frente a las adversidades. Pero no consideramos seriamente la posibilidad de un fracaso ".

Ahora, sostiene Rich, el mundo está en el segundo capítulo: The Reckoning (La Cuenta Atrás).

Puedes leer el artículo completo, que tomó 18 meses de trabajo aquí.