Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Niñas y Mujeres

Estudio vincula el cambio climático con embarazos más cortos

Por qué es importante para los Global Citizens
Las poblaciones más vulnerables del mundo corren el riesgo de verse empujadas a la pobreza extrema por la escasez de alimentos y los desastres naturales causados ​​por el cambio climático. El Objetivo Global 13 de la ONU busca impulsar acciones urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos. Puedes unirte a nosotros y tomar medidas sobre este tema aquí.

El aumento de las temperaturas debido al cambio climático no solo está calentando los océanos y provocando incendios forestales devastadores. A medida que el mundo se calienta, las mujeres también tienen embarazos más cortos de lo normal, lo que pone a sus hijos en riesgo de tener más problemas de salud y desarrollo cognitivo, según datos de un estudio reciente.

Alan Barreca, profesor de UCLA de medio ambiente y salud humana, dirigió el estudio publicado recientemente en la revista Nature Climate Change. Los resultados mostraron que las tasas de natalidad aumentaron en los días en que la temperatura superó los 90 grados Fahrenheit y disminuyeron después de que pasó el clima cálido.

Las tasas de natalidad fueron 5% más altas en los días en que la temperatura excedía los 90 grados Fahrenheit y los nacimientos en esos días ocurrieron entre 6.1 días y dos semanas antes de lo normal.

Los investigadores analizaron las estadísticas de nacimiento y clima de Estados Unidos desde 1969 a 1988 en 445 lugares diferentes utilizando información sobre la tasa de natalidad del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales y datos de la Red Global de Climatología Histórica.

El equipo informó que se perdieron alrededor de 151,000 días de gestación por año durante el período de estudio en los Estados Unidos, según el número promedio de días calurosos. Estimaron que tuvieron lugar alrededor de 25,000 nacimientos prematuros por año como consecuencia del calor extremo, informó Quartz.

Según ABC News, aún no se ha decidido si las tasas de natalidad son una forma precisa de determinar una asociación entre temperaturas más altas y nacimientos prematuros.

El estudio no explica la correlación directa entre el calor extremo y los nacimientos prematuros, pero se cree que la exposición al calor extremo aumenta la probabilidad de partos al desencadenar estrés cardiovascular o aumentar los niveles de oxitocina, según informó CNN.

Las madres enfrentan un mayor riesgo de preeclampsia, complicación del embarazo, así como hipertensión y otros problemas de salud con temperaturas más altas. También es posible que las altas temperaturas interrumpan el sueño, le dijo Barreca a Time.

El estudio también encontró que el efecto del calor sobre el embarazo fue menos pronunciado en las regiones de clima cálido como el suroeste y el sur profundo porque las futuras madres podrían estar acostumbradas al calor.

El trabajo de parto prematuro (tres semanas o más antes de las 40 semanas habituales) es mayor en las mujeres que experimentan problemas relacionados con la pobreza, y dos tercios de los nacimientos prematuros ocurren en 15 países, principalmente en India, China y Nigeria.

Cada año, 1.1 millones de bebés prematuros mueren a nivel mundial. Los bebés que nacen temprano tienen un mayor riesgo de enfermedades como el asma, un mayor riesgo de retrasos en el desarrollo y un mayor riesgo de necesitar ser hospitalizados más temprano en la vida, según CNN.

Se espera que el cambio climático traiga más días extremadamente calurosos, lo que podría causar la pérdida de 250,000 días gestacionales adicionales cada año para fines de siglo, afectando a casi 42,000 nacimientos adicionales si continúan las altas emisiones de carbono, según el informe.

Si se realizan esfuerzos para reducir los gases de efecto invernadero a escala mundial, los científicos dicen que el aumento de las temperaturas podría reducirse o eventualmente revertirse, lo que podría proteger a decenas de miles de niños en todo el mundo.