Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Niñas y Mujeres

Chile aprueba ley para frenar el acoso y la violencia sexual en la calle

Por Anastasia Moloney

Traducción: Erica Sánchez

BOGOTA, 15 de abril (Fundación Thomson Reuters) - Chile pronto comenzará a castigar el acoso sexual callejero contra mujeres y niñas con multas y penas de prisión, aunque lograr que las víctimas hablen será un desafío importante, dijeron expertos el lunes.

Una ley aprobada este mes y, que se espera que entre en vigencia dentro de unas semanas, tiene como objetivo frenar el acoso callejero, desde comentarios lascivos, y acoso hasta hombres que se masturban en público.

Tres de cada cuatro mujeres sufrieron acoso sexual en la calle el año anterior, según una encuesta realizada en 2015 por el Observatorio contra el Acoso en Chile (OCAC), un grupo sin fines de lucro de derechos de las mujeres.

"Vimos una necesidad porque la violencia sexual ocurría de manera sistemática en los espacios públicos", dijo María José Guerrero, jefe de OCAC, que hizo campaña por la legislación.

Bajo la nueva ley, los condenados se enfrentarán a posibles multas y hasta cinco años de prisión.


Chile se une a Perú como el segundo país de América Latina donde el acoso sexual en las calles tiene una definición legal que lo convierte en un delito específico, según explica Guerrero.

El año pasado, la ciudad de Buenos Aires, Argentina, también aprobó una ley que convierte el acoso sexual callejero en un delito punible.

La nueva ley de Chile podría alentar a otros gobiernos a reconocer el acoso sexual generalizado en las calles como un problema social que debe ser abordado con medidas legales y de educación, dijo Guerrero.

Pero en la cultura "machista" de Chile, que tiende a culpar a las mujeres y a tolerar la violencia sexual, las víctimas a menudo guardan silencio, dijo a la Fundación Thomson Reuters.

"Las mujeres son interrogadas, se les pregunta por qué vestían de tal manera, incluso se les dice que no sucedió", dijo Guerrero.

El año pasado, a medida que el movimiento #MeToo de mujeres que se pronunciaban en contra del abuso sexual creció a nivel mundial, decenas de miles de mujeres protestaron en las calles chilenas contra el acoso en las universidades y contra la violencia de género.

De acuerdo con Holly Kearl, fundadora de la organización sin fines de lucro Stop Street Harassment (SSH), en todo el mundo, la mayoría de las mujeres ha experimentado algún tipo de acoso sexual callejero al menos una vez.

"Lo que sucede en los espacios públicos es una manifestación de la desigualdad de género y los problemas más amplios de la violencia de género", dijo.

"No estamos hablando solo de comentarios de silbidos o piropos", dijo. "Estamos hablando de hombres que agarran a las mujeres y que las siguen, lanzándose y atacándolas".


Más información en http://news.trust.org