Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Boko Haram’s attacks and military operations have displaced 2.4 million people across north-eastern Nigeria, Cameroon’s Far North, south-east Niger, and western Chad.
Espen Røst/ Bistandsaktuelt/ Flickr
Ciudadanía

Estas son las 10 crisis más desatendidas del mundo

Por qué es importante para los Global Citizens
Las crisis humanitarias están ocurriendo en todo el mundo, y para los millones de afectados, su única esperanza es la intervención internacional. Sin la atención de los medios de comunicación a nivel mundial, el financiamiento humanitario y la voluntad política para ayudar a ponerles fin, las condiciones que rodean los conflictos solo empeoran. Únete a nosotros para tomar acción aquí.


El conflicto en Camerún ocupó el primer lugar en la lista anual de las 10 crisis de desplazamiento más descuidadas según el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), publicada el 5 de junio.

La lista se determinó basándose en un análisis de 36 crisis que causaron el desplazamiento de más de 200,000 personas en 2018 en tres categorías: falta de apoyo económico, falta de atención de los medios y negligencia política. Camerún obtuvo una alta puntuación en las tres categorías. Siete de las 10 principales crisis afectan a los países africanos, entre ellos la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Burundi, Mali, Libia y Etiopía.

"La asistencia humanitaria debe brindarse en función de las necesidades", dijo Jan Egeland, secretario general de la NRC, en un comunicado. "Sin embargo, cada día millones de personas desplazadas son desatendidas porque han sido golpeadas por la crisis incorrecta y los dólares se han agotado".

Según un informe de la Agencia de Refugiados de la ONU, 2017 registró un récord de 68,5 millones de personas desplazadas.


Otros países que ocupan un lugar destacado en la lista de este año son Ucrania, Venezuela y Palestina.

Para Camerún, los trabajadores humanitarios dicen que el país está al borde de la guerra, con 1.3 millones de personas que necesitan ayuda debido a la escalada de violencia y más de 450,000 personas obligadas a huir de sus hogares.

El conflicto se deriva de la división colonial creada después de la Primera Guerra Mundial, ya que el país se dividió entre el gobierno francés y el británico. Si bien el francés y el inglés son idiomas nacionales designados, ha habido informes de sentimientos de mayor marginación entre la población de habla inglesa.

La crisis comenzó en 2016 con protestas pacíficas que se convirtieron en una violenta confrontación entre los grupos militares y civiles armados en la región de habla inglesa de Camerún. Se ha sospechado que ambas partes cometieron violaciones graves de derechos humanos. La violencia ha causado la destrucción de cientos de aldeas, ataques a hospitales y trabajadores de la salud y el cierre de escuelas, dejando a 800,000 niños sin educación formal.

Ha habido poca intervención de otros países, así como falta de atención de los medios y falta de ayuda monetaria de los grupos humanitarios para las personas vulnerables de Camerún.

“La comunidad internacional está dormida al volante cuando se trata de la crisis en Camerún. Asesinatos brutales, aldeas incendiadas y desplazamientos masivos han sido recibidos con un silencio ensordecedor", dijo Egeland.

El conflicto armado también contribuyó a la crisis humanitaria en el Congo, y el brote de ébola sacudió al país el año pasado. Más de 1 millón de personas desplazadas han podido regresar a sus regiones de origen, pero la inanición aumentó en un 70% entre 2017 y 2018, mientras que 770,000 continúan siendo afectadas por la desnutrición. La falta de financiación y atención contribuye a la crisis en curso.

En la República Centroafricana, la violencia entre los grupos armados y la actividad delictiva han aumentado, lo que ha llevado a un cuarto de la población a desplazarse. El país con una población de 4,6 millones de personas, se ha vuelto cada vez más difícil para los 2,9 millones de personas que necesitan asistencia, ya que varias agencias se han visto obligadas a suspender su ayuda debido al mayor número de ataques registrados contra trabajadores humanitarios en la región. Mientras se firmó un acuerdo de paz en febrero, los expertos creen que la lucha continuará.

“Esta lista deprimente debe servir como una llamada de atención para todos nosotros. Solo atrayendo la atención a estas crisis, aprendiendo sobre ellas y ubicándolas en un lugar importante en la agenda internacional, podemos lograr un cambio muy necesario", dijo Egeland.

Estas son las 10 principales crisis de desplazamiento más desatendidas en 2018:

Camerún

RD del Congo

República Centroafricana

Burundi

Ucrania

Venezuela

Mali

Libia

Etiopía

Palestina