Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Medio Ambiente

Científicos británicos acaban de inventar una forma de crear 'energía renovable ilimitada'

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
La financiación británica para energías renovables cayó un 56% el año pasado, la peor comparada a cualquier otro país del mundo. Pero mientras el dinero se acaba, hay quienes trabajan para encontrar soluciones innovadoras para luchar contra la crisis climática, gracias a la ciencia. Actúa aquí si deseas ayudas a proteger a las personas más vulnerables de las consecuencias del cambio climático.

Investigadores de la Universidad de Cambridge han inventado una nueva técnica para transformar la luz solar en combustible para crear una "fuente ilimitada de energía renovable".

En este momento la mayor amenaza para el planeta es el cambio climático. Y se requieren soluciones innovadoras como estas para hacer de esto una lucha que podamos ganar.

La técnica se llama "fotosíntesis semi-artificial".

La fotosíntesis es el proceso en las plantas que usa la luz solar para convertir el dióxido de carbono y el agua en energía. Pero los académicos en el Laboratorio Reisner en el Departamento de Química de Cambridge crearon una versión artificial para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno, y es el hidrógeno, que podría ser la fuente crucial de energía renovable sin fin.

Pero es una reacción especial, porque se logra mediante la reactivación de la hidrogenasa, una enzima en las algas, que ha estado latente durante miles de años.

Las enzimas son catalizadores biológicos, lo que significa que aceleran las reacciones químicas. Anteriormente, era difícil crear energía renovable a partir de la fotosíntesis artificial porque las enzimas, necesarias para reducir los protones en hidrógeno, eran demasiado caras, según informó el Mail Online.

Entonces, el hecho de que los científicos puedan hacer que la hidrogenasa cobre vida, per se, significa que se ha encontrado el eslabón perdido para energía renovable en abundancia.

Y si podemos aprovechar el proceso, como las plantas, significa que podemos convertir el dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero que contamina la atmósfera y hace que las temperaturas globales aumenten, en energía limpia.

Los hallazgos fueron publicados el lunes en la revista científica Nature.

"Esta podría ser una gran plataforma para desarrollar tecnologías solares", dijo la primera autora y estudiante de doctorado Katarzyna Sokó. "El enfoque podría usarse para unir otras reacciones para ver qué se puede hacer, aprender de estas reacciones y luego construir piezas sintéticas y más robustas de tecnología de energía solar".

En esta etapa, el proceso se encuentra en lo que se conoce como "prueba de concepto", lo que significa que hay un largo camino por recorrer hasta que se convierta en una propuesta pública realista. Pero la investigación aún ha sido descrita como un "hito" por el Dr. Erwin Reisner, jefe del Laboratorio Reisner.

"Este trabajo supera muchos desafíos difíciles asociados con la integración de componentes biológicos y orgánicos en materiales inorgánicos para el ensamblaje de dispositivos semi artificiales", dijo Reisner en un comunicado. "Abre una caja de herramientas para desarrollar sistemas futuros para la conversión de energía solar".