Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

chuttersnap via Unsplash
Medio Ambiente

6 formas en que los techos verdes protegen a las ciudades del cambio climático

Por qué es importante para los Global Citizens
Las ciudades son las primeras afectadas por el cambio climático y podrían experimentar consecuencias catastróficas en las próximas décadas. Las Naciones Unidas le piden a los líderes que trabajen por una infraestructura sostenible y emisiones cero. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre temas relacionados aquí.

Las ciudades son los motores de la sociedad humana. Contienen a la mayoría de la población mundial, impulsan economías enteras y permiten el desarrollo del ingenio humano.

Pero el ritmo furioso del desarrollo urbano, combinado con leyes y regulaciones estancadas, a menudo deja a las ciudades sobrepobladas, muy contaminadas y vulnerables a los desastres ambientales.

En los últimos años, ha surgido un movimiento global para hacer que las ciudades sean más sostenibles. Muchas ciudades están creando más parques, estableciendo límites a los vehículos y otras formas de contaminación, y persiguiendo medidas de eficiencia energética para los edificios.


Es por eso que los techos o tejados verdes son nuevas área de construcciones sostenibles. Los techos de los edificios tradicionales (superficies de hormigón o asfalto) no solo reflejan falta de imaginación en la planificación urbana, sino que también generan grandes problemas para las ciudades.

"Los espacios de los techos se desperdician en gran medida y cada vez que construyes un edificio y no lo usas productivamente, el público y el propietario del edificio pierden", le dijo Steven Peck, fundador y presidente de Green Roofs, a Global Citizen.


"Cuando terminamos de instalar un techo tradicional que evita la lluvia y la nieve, todos perdemos", agregó. “El agua de lluvia no llegará al sistema alimentario. Además, estos techos se calientan en verano y calientan a toda la ciudad. Son como un desierto. No tienen valor estético y no contribuyen a la biodiversidad".

Los techos verdes, en cambio, representan una nueva frontera de la planificación urbana humana y sostenible. Con los riesgos climáticos que se avecinan en el horizonte para muchas ciudades, su implementación se ha vuelto esencial y muchas ciudades buscan implementarlos para nuevos edificios.

Estos son seis beneficios ambientales de los techos verdes:


1. Enfrían el aire

Las ciudades son áreas donde el aire está más caliente que las zonas rurales que las rodean. Las carreteras de asfalto y los edificios de concreto irradian calor después de absorber la luz solar, y el escape de los vehículos y aires acondicionados atrapan el calor adicional. Esto se llama "efecto de isla de calor urbano" y puede hacer que las ciudades estén varios grados más calientes que las áreas vecinas.

Durante las olas de calor, que se están volviendo más comunes a medida que se intensifica el cambio climático, el efecto de isla de calor urbana puede tener consecuencias mortales. De hecho, se espera que cientos de miles de personas solo en los Estados Unidos mueran en mega olas de calor en las próximas décadas.


Los techos verdes pueden mitigar este fenómeno, haciendo que las ciudades sean más resistentes al clima y protegiendo a las personas con mayor riesgo a las olas de calor, según Peck. Lo hacen reemplazando las superficies oscuras con vegetación brillante que refleja en lugar de absorber la luz solar. Las plantas también se someten a un proceso llamado evapotranspiración, cuando liberan humedad a la atmósfera, lo que enfría aún más las ciudades.

Para las personas con acceso a techos verdes, las plantas también pueden proporcionar un alivio proporcionando sombra en los días soleados.

Otra forma en que las ciudades pueden optimizar los techos para enfriar la atmósfera es pintarlos de blanco o aplicar una capa que refleje la luz solar.



2. Reducen los costos de energía y atención médica

Los efectos de enfriamiento de los techos verdes también pueden ahorrar dinero a las personas. En verano, los techos verdes enfrían edificios enteros, lo que reduce la necesidad de usar aire acondicionado.

Dado que mejoran el aislamiento, también mejoran la retención de calor en los edificios durante los meses más fríos. Como resultado, los techos verdes pueden reducir significativamente los costos de energía para un edificio. Con el tiempo, esencialmente se pagan por sí mismos, de acuerdo con Katherine Gloede, gerente académica del programa de sostenibilidad urbana del City College of New York.

Los edificios también representan la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero de una ciudad. Al reducir el uso de energía en los edificios, las ciudades terminan liberando menos dióxido de carbono, metano y otros contaminantes a la atmósfera.

La infraestructura sostenible, en general, mejora los resultados de salud en una ciudad al reducir la contaminación del aire, bajar las temperaturas y promover el ejercicio, dijo Gloede.

"Recibes un retorno de la inversión", dijo. "Cuando pensamos en los costos de la atención médica, al hacer que nuestro aire y agua sean más limpios, reducimos la carga de nuestro sistema de atención médica porque las personas estarán menos enfermas".


3. Previenen las inundaciones

Las ciudades cuentan con magníficas obras de ingeniería, pero a veces los sistemas que las ayudan a funcionar sin problemas también tienen desventajas.

Durante los eventos de precipitaciones, las ciudades dependen de los sistemas de drenaje para evitar inundaciones, pero las tormentas extremas pueden hacer colapsar desagües y tuberías, lo que resulta en calles anegadas.

"Una gran parte de por qué el agua de generada por la inundación fue un problema durante y después del huracán Harvey en Houston fue porque no había ningún lugar al que esa agua pudiera ir", dijo Gloede.


A diferencia de los techos tradicionales, los techos verdes pueden absorber agua, lo que elimina parte de la tensión en los sistemas de drenaje. Las plantas necesitan agua para desarrollarse y los tejados verdes cuentan con una capa de absorción de humedad que retiene el agua de forma segura durante las tormentas.

"Los techos verdes se pueden diseñar para contener más o menos agua de lluvia", dijo Peck. "Algunos de ellos tienen capas que son como cisternas que retienen agua extra".


4. Filtran el agua

La contaminación es otro problema. A medida que la lluvia cae sobre una ciudad, el agua se satura de contaminantes. Estos contaminantes luego son transportados por tuberías subterráneas a ríos y lagos, lo que puede provocar la contaminación del agua potable.

"Cuando llueve, básicamente estamos arrojando heces en la bahía de Chesapeake, en la bahía de Ontario o en el Mississippi", dijo Peck.

Las plantas en los techos verdes filtran el agua de lluvia, eliminan toxinas dañinas y reducen el riesgo de contaminación del agua potable.

Historias relacionadas 26 de Julio de 2019 Este impresionante "bosque vertical" albergará a las familias pobres en los Países Bajos



5. Mejoran la seguridad alimentaria

Aunque todavía es un campo relativamente nuevo, la agricultura en las techos se está volviendo cada vez más popular. Son más difíciles de implementar que los tejados ecológicos estándar de bajo mantenimiento, pero tienen muchos beneficios.

Las granjas en las azoteas pueden reforzar la seguridad alimentaria de una ciudad al proporcionar un suministro constante de productos. También pueden mejorar las tasas de nutrición de las personas que viven en los llamados desiertos o pantanos alimentarios diversificando las dietas de los miembros de la comunidad.

"Se puede crear un jardín urbano en una azotea que sea absolutamente crítico para la seguridad alimentaria", dijo Gloede. "Un nuevo término que está surgiendo es el de pantanos de alimentos, cuando un área tiene muchas opciones de comida rápida, donde la inseguridad proviene de no tener acceso a alimentos saludables o tiendas de comestibles y mercados de agricultores".

Finalmente, las granjas en las azoteas reducen la huella ecológica de los alimentos porque no tienen que ser transportados a través del país o internacionalmente, y no tienen que ser refrigerados, dos pasos que generan grandes emisiones de gases de efecto invernadero en el sistema de producción de alimentos.


6. Cohesión social y defensa

Los techos verdes brindan un alivio para los residentes de una ciudad que de otra manera no tendrían acceso a la vegetación. Estar cerca de la vegetación tiene numerosos beneficios fisiológicos, desde reducir el estrés hasta mejorar la memoria y promover la salud.

Los techos verdes también proporcionan un incentivo para que las personas socialicen en sus techos. Esto tiene dos beneficios, según Gloede. Primero, permite que los vecinos se conozcan entre sí. Durante eventos climáticos extremos, esto puede ser útil porque permite que las personas se ayuden entre sí.

El aumento de la biodiversidad también puede promover una apreciación más profunda de la naturaleza, lo que a su vez puede estimular a las personas a convertirse en defensores del medio ambiente. Las granjas de abejas en Nueva York, por ejemplo, pueden recordarle a las personas la difícil situación de las abejas en todo el mundo y el papel crucial que desempeñan en la polinización de la vida silvestre.

"Hay tantos beneficios que realmente deberíamos estar maximizando su implementación", dijo Gloede.