Global Citizen es una comunidad de gente como tú

People who want to learn about and take action on the world’s biggest challenges. Extreme poverty ends with you.

Medio Ambiente

Barcelona acaba de declarar la emergencia climática

Por qué es importante para los Global Citizens
Las emisiones de gases de efecto invernadero han alcanzado un máximo histórico, poniendo al mundo en riesgo de una catástrofe climática. El Objetivo Global 13 se centra en combatir el cambio climático a través de la educación y la innovación. Únete a nosotros y toma medidas sobre este tema aquí.

El gobierno de Barcelona ha declarado oficialmente la emergencia climática. La ciudad anunció planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la ciudad a la mitad para 2030 a través de fondos y diversas medidas políticas.

Los legisladores presentaron 103 nuevas medidas la semana pasada para ayudar a reducir las emisiones de calentamiento global. Una medida que comenzó a principios de año prohíbe, por ejemplo, que los automóviles que contribuyen en gran medida a la contaminación ingresen a las "zonas de bajas emisiones". Otras piden la creación de más parques o la eliminación gradual de productos plásticos desechables.

La ciudad también invertirá $628 millones para gastar en los próximos cinco años para producir energía renovable, aumentar el reciclaje y mejorar la eficiencia energética.

Barcelona anunció por primera vez sus planes para declarar una emergencia climática en julio, luego de la publicación de un informe de la Unión Europea, que reveló que las emisiones de gases de efecto invernadero de España habían aumentado un 17,9% en los últimos 27 años, ya que las emisiones europeas disminuyeron significativamente en general.

"Queríamos que no fuera una declaración retórica, sino un documento que contiene medidas que marcan un antes y un después", dijo el miércoles la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidiendo un cambio de paradigma hacia un modelo económico verde y sostenible.

Los funcionarios de la ciudad están en el proceso de abordar las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los viajes aéreos y marítimos, que actualmente son más de cuatro veces la cantidad de emisiones procedentes de las actividades terrestres de Barcelona.

El científico climático catalán Pep Canadell elogió el liderazgo del gobierno de la ciudad en la materia.

"No se puede hacer desde una perspectiva de arriba hacia abajo solamente, pero puede facilitar las cosas enormemente", dijo. "Las personas pueden ver los beneficios por sí mismas y quieren hacer cambios".

Barcelona también tiene planes para hacer que más partes de la ciudad sean accesibles para los peatones para fomentar el uso del transporte público. Algunas de las nuevas características y edificios incluyen la creación de parques públicos, refugios climáticos y al menos 200 nuevas escuelas.