Azeez Tobi Abubakar es un activista climático nigeriano de 23 años y miembro del Programa de Becas de Global Citizen, impulsado por BeyGOOD.

Aquí reflexiona sobre su experiencia al crecer en un país en vías de desarrollo y ver el impacto del cambio climático de primera mano, y cómo eso influyó en su decisión de convertirse en un activista del cambio climático. También reflexiona sobre sus expectativas y la realidad de asistir por primera vez a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP), después de viajar a Glasgow, Escocia, para la COP26 de este año. 

La COP26, que se celebró del 31 de octubre al 12 de noviembre, ha puesto la acción climática en el punto de mira, como un problema mundial urgente que requiere una acción inmediata y generalizada. Puedes unirte a nosotros y actuar aquí para defender el planeta, pidiendo a los líderes gubernamentales y empresariales que reduzcan las emisiones de carbono y proporcionen financiación para el clima a las naciones que están en primera línea del cambio climático. 

Puedes leer más de la serie In My Own Words aquí.


Me llamo Azeez Tobu Abubakar. Soy un joven nigeriano de 23 años, talentoso e ingenioso, con formación en ingeniería civil. Me encantan todas las formas de arte y escuchar música pop, y creo en el poder de los jóvenes para cambiar el mundo de forma positiva. 

Me motiva especialmente apoyar a los grupos más vulnerables en la crisis climática, sobre todo en los países en desarrollo del continente africano. Para mi tesis de fin de carrera, desarrollé un enfoque de diseño sostenible que redefine la forma en que se diseñan los edificios hospitalarios en Nigeria para garantizar la eficiencia energética.

Como resultado, fui preseleccionado para los premios BIM Africa Innovation Awards y obtuve una beca Leading Smart Communities de la Pepperdine School of Public Policy y una beca US Green Building Council (USGBC) Green Associate Credential Scholarship por mi trabajo de promoción de los edificios verdes en África. También formo parte del Programa de Becas de Global Citizen, impulsado por BeyGOOD.

IMOW_AzeezAbubakar_Nigeria_ImanTajikForGlobalCitizen-03.jpgAzeez Abubakar is photographed in Glasgow, Scotland during COP26 on Nov. 6, 2021.
Image: Iman Tajik for Global Citizen

Crecer en Nigeria, donde hay muchos problemas sociales, me ha convertido en lo que soy hoy. Tener que experimentar lo difícil que puede ser sobrevivir en una comunidad de bajos ingresos me ha hecho relacionarme más con la gente que vive en la pobreza extrema hoy en día.

Perder a mi padre a una edad muy temprana fue uno de los momentos más difíciles de mi vida. Aunque era un niño, sentí lo mucho que le dolió a mi madre. Mi madre se convirtió en una madre soltera que tuvo que cuidar de otros tres hijos. No fue fácil para mi familia, y me desafió a utilizar mis habilidades para crear valor para mí y para los demás. Esa es una de las razones por las que disfruto de verdad sacando a los demás de la pobreza mediante la donación de materiales básicos y el empoderamiento.

Desde mi infancia siempre he sido una persona curiosa e impulsado por las soluciones. Mi madre solía decir que le encantaba cómo utilizaba los ladrillos de Lego para construir cosas. No era precisamente el alumno más brillante de la clase, pero hacía muchas preguntas y quería aprender más allá de lo que nos enseñaban en clase, y veía muchos programas de televisión sobre ciencia cuando era adolescente.

Hace cinco años, estaba en un coche con mi hermano. La lluvia caía con tanta fuerza que creía que iba a dañar el coche. Aquella tarde, estábamos atrapados en el tráfico en un puente del estado de Lagos (el tercer puente de Mainland) cuando el viento se hizo realmente fuerte. La lluvia era torrencial y parecía que el agua de abajo iba a subir e inundar el puente, arrastrando a las profundidades a los coches y a la gente aterrorizada que había dentro. 

Fue horroroso. Podía oír y sentir el pánico de todos los que estaban varados en el puente, esperando nuestro destino. La lluvia siguió cayendo durante tres horas enteras. Mi hermano y yo estábamos muy asustados. En pocas palabras, fue una experiencia traumática por la que no querría que nadie tuviera que pasar. 

Empecé a investigar lo que pudo haberlo causado, y descubrí que era uno de los efectos del cambio climático. También es evidente que la crisis climática está afectando mentalmente a los jóvenes. La ansiedad inducida por el clima está creciendo rápidamente, sobre todo en las comunidades más vulnerables donde viven personas como yo. 

Muchas personas de mi comunidad, personas vulnerables que en algunos casos apenas pueden llevar comida a la mesa, y personas que son las que menos han contribuido a provocar el cambio climático, son las más afectadas. Son las personas cuyas propiedades resultan dañadas, cuyos medios de vida se pierden, causados no sólo por las inundaciones, sino también por la sequía y la desertificación. 

Sin embargo, los gobiernos de los países desarrollados ignoran la magnitud del problema. Han hecho muy poco para ayudar a los países en desarrollo que sufren pérdidas y daños inducidos por el clima. Esto no es justo. Es una injusticia climática. Por ello, he empezado a abogar por una financiación adecuada de las pérdidas y daños inducidos por el clima. Los países desarrollados deben ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse y a crear resiliencia contra la crisis climática, ¡ya!

Hace poco asistí a la COP26, mi primera vez en una conferencia de la COP, en Glasgow, y sinceramente creo que seguimos repitiendo lo mismo que llevamos diciendo desde hace más de dos décadas. Lo que realmente importa es la acción que los líderes mundiales llevan a cabo después de haber asumido estos compromisos. 

Esperaba ver compromisos y promesas más ambiciosos y audaces. Quería ver más medidas sobre las pérdidas y los daños inducidos por el clima, que en el pasado no han sido prioritarios en las negociaciones. Quería ver un mayor sentido de la responsabilidad y una mentalidad colectiva. Quería que se tomaran más medidas para reconocer el derecho a un medio ambiente sano para todos, en todas partes. Quería que se tomaran más medidas para garantizar una transición justa e inclusiva hacia las emisiones netas cero que cree más empleos verdes para las personas más vulnerables afectadas por la crisis climática. 

Conozco a varios activistas que lideran la acción climática en las comunidades locales de los países en desarrollo de África que no pudieron llegar a la COP26 por una u otra razón. Algunos de ellos tuvieron problemas de visado, mientras que otros no consiguieron la acreditación y/o la financiación para asistir a la cumbre. Creo que la COP26 no fue lo suficientemente inclusiva. Para que la COP sea inclusiva, es necesario apoyar a los jóvenes de todos los orígenes, especialmente a los afectados por la crisis climática, para que participen efectivamente en la cumbre.

Azeez Abubakar

Azeez Abubakar
Azeez Abuakar speaks to fellow participants taking part in the Global Day of Action for Climate Justice in Glasgow, Scotland during COP26 on Nov. 6, 2021.
Iman Tajik for Global Citizen

Azeez Abubakar

Azeez Abubakar
Participants march in the Global Day of Action for Climate Justice in Glasgow, Scotland during COP26 on Nov. 6, 2021.
Iman Tajik for Global Citizen

Azeez Abubakar

Azeez Abubakar
Participants march in the Global Day of Action for Climate Justice in Glasgow, Scotland during COP26 on Nov. 6, 2021.
Iman Tajik for Global Citizen

Azeez Abubakar

Azeez Abubakar
Participants march in the Global Day of Action for Climate Justice in Glasgow, Scotland during COP26 on Nov. 6, 2021.
Iman Tajik for Global Citizen

Azeez Abubakar

Azeez Abubakar
Azeez Abubakar participants in the Global Day of Action for Climate Justice in Glasgow, Scotland during COP26 on Nov. 6, 2021.
Iman Tajik for Global Citizen

Quiero que los jóvenes tengan poder de negociación en las conferencias de la ONU sobre el cambio climático. Las decisiones que tomen los líderes mundiales en ellas pueden ser decisivas para muchas comunidades de mi país y de toda África. Este es nuestro futuro. Tendremos que ser la generación que viva los impactos del cambio climático si no se toman medidas inmediatas para afrontarlo. Los jóvenes, especialmente los que viven en comunidades vulnerables como yo, son los más afectados por los impactos del cambio climático. Comprendemos lo difícil que es y estamos mejor posicionados para ofrecer soluciones sostenibles durante la toma de decisiones y la elaboración de políticas.

Para mi continente, África, las pérdidas y los daños ya cuestan cientos de miles de millones de dólares cada año, y se espera que en todos los países del Sur Global alcancen entre 300.000 y 600.000 millones de dólares anuales para 2030. La entrega de un billón de dólares a lo largo de cinco años ayudaría a los países del Sur Global a hacer frente a las pérdidas y los daños a la escala actual y futura de la necesidad. 

Los gobiernos ricos deben comprometerse a aportar financiación pública nueva y adicional en forma de subvenciones, no de préstamos ni de fondos de desarrollo, ya que no se trata de una obra de caridad y debe llegar a los países y comunidades afectados tan pronto como reciban el impacto. La financiación para pérdidas y daños debe sumarse a la financiación para la adaptación y la mitigación del cambio climático ya existente.

Además, las industrias y empresas más responsables de la crisis climática deben pagar por las pérdidas y los daños. Como parte de una transición justa para abandonar los combustibles fósiles, los gobiernos deben gravar a las empresas de combustibles fósiles por cada unidad de combustible fósil extraído, y utilizar este dinero para pagar por las pérdidas y los daños. Las comunidades de primera línea que se enfrentan a los peores impactos de pérdidas y daños inducidos por el clima deben recuperarse de los daños que los grandes contaminadores han causado y siguen causando en la actualidad.

El establecimiento de un mecanismo de financiación de pérdidas y daños que incluya financiación nueva y adicional de pérdidas y daños es un buen punto de partida.

Creo que todo el mundo tiene un papel fundamental en la lucha contra la crisis climática. El reciente informe del IPCC ha confirmado que algunos cambios en el sistema no pueden revertirse. Por lo tanto, debemos trabajar juntos para acabar con esta crisis. 

Creo en el poder de las asociaciones estratégicas y la colaboración significativa. Aprovechar el enfoque de las 4P (Personas, Privado, Público, Partners) crea una gran oportunidad para abordar de forma holística los problemas del cambio climático. 

IMOW_AzeezAbubakar_Nigeria_ImanTajikForGlobalCitizen-18 copy.jpg"I believe no action is too small to make a difference," writes Azeez Abubakar.
Image: Iman Tajik for Global Citizen

El gobierno tiene que garantizar que la gente pueda recuperarse rápidamente de los impactos del cambio climático ayudándoles a crear mecanismos de resiliencia y adaptación. Las grandes empresas pueden ser útiles a la hora de proporcionar financiación en forma de subvenciones a las iniciativas climáticas dirigidas por jóvenes. Pueden ayudar a crear empleos verdes para garantizar una transición energética justa e inclusiva para todos. Las pequeñas empresas, con el apoyo de las grandes corporaciones y del gobierno, pueden adoptar tecnologías de energía limpia, como soluciones solares y de biomasa. 

Creo que ninguna acción es demasiado pequeña para marcar la diferencia. Por lo tanto, los individuos tienen un importante papel que desempeñar en esta lucha. Se empieza por elegir un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente. Los individuos deben replantearse sus opciones de estilo de vida, como comer menos carne, utilizar una bolsa de papel o reutilizable en lugar de una de plástico o ir al trabajo en bicicleta por la mañana en lugar de ir en auto. Todas estas acciones podrían contribuir en gran medida a reducir nuestra huella de carbono.


Si eres escritor, activista o simplemente tienes algo que decir, puedes presentar tu candidatura al Programa de Escritores Colaboradores de Global Citizen escribiendo a contributors@globalcitizen.org.

In My Own Words

Defiende el planeta

Fui a la COP26 para defender a los jóvenes de África. Tenía grandes expectativas, pero esta fue la realidad.

Por Azeez Abubakar