Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Flickr / Asbjørn Floden
Medio Ambiente

Las aguas cerca del océano Ártico superaron los 30 grados, una temperatura por encima de lo normal

Por qué es importante para los Global Citizens
El Ártico es un sistema de alerta mundial cuando se trata del cambio climático. A medida que la región se derrite, es probable que el resto del mundo enfrente consecuencias catastróficas. La ONU insta a los países a trabajar para reducir y evitar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre temas relacionados aquí.

Un área de aguas cercanas al Océano Ártico, ubicadas justo por debajo, vieron cómo su temperatura superó los 30º grados esta semana, una temperatura más alta que el promedio para esta época del año, según informó el Washington Post.

Si bien es probable que ese aumento se deba a un evento climático aislado, la frecuencia de las olas de calor regionales ha aumentado en las últimas décadas, lo que indica los efectos a largo plazo del cambio climático.

"Por lo general, cuando se tiene un punto caliente un tanto aislado, se relacionará con un patrón de clima atmosférico", le dijo a Global Citizen, Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC). "Se avecina una tormenta y eso está generando una gran cantidad de aire caliente en la región”.

"Pero lo que hemos estado viendo es más de este tipo de olas de calor en la zona, especialmente olas de calor extremo de invierno sobre el Océano Ártico", agregó. "El punto es que el Ártico se está calentando cada vez más y no es algo teórico, esto es lo que muestran los datos".


De muchas formas, el Ártico es un gran sistema de alerta del mundo cuando se trata del cambio climático, dijo Serreze. Las regiones polares son especialmente propensas al calentamiento global debido a los poderosos bucles de retroalimentación que allí ocurren. A medida que el hielo marino del Ártico se derrite a temperaturas más altas, expone el agua más oscura que absorbe más calor del sol, causando más calentamiento.

Debido a esta dinámica, las temperaturas en el Ártico se están calentando dos veces más rápido que el promedio global.

"El calor o el frío extremos están más relacionados con los fenómenos meteorológicos que con las fuerzas antropogénicas a largo plazo", dijo Julienne Stroeve, investigadora principal del NSIDC. "Esta ola de calor es definitivamente un evento extremo, pero es la tendencia de calentamiento a largo plazo lo que realmente nos preocupa".

El Ártico ya ha perdido el 95% de su hielo más antiguo y los niveles diarios de hielo estuvieron en sus niveles más bajos en la historia registrada a lo largo de abril. Entre 1970 y 2015, el hielo ártico se ha reducido casi a la mitad.

En el transcurso de abril, las temperaturas generales del agua en el Ártico oscilaron entre 5 y 14 grados Fahrenheit por encima de lo normal, con algunas excepciones notables.

A medida que la región polar se calienta, el derretimiento del hielo se está acelerando, poniendo en peligro ecosistemas enteros e interrumpiendo los sistemas climáticos en formas que amenazan a todo el planeta.

"Siento que estamos haciendo este gran experimento en nuestro sistema climático y no sabemos las consecuencias", dijo Stroeve. "Ejecutamos modelos climáticos para determinar qué tan rápido cambiará, pero no tenemos otro planeta en el que experimentar".