Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Photo by Pascal Mauerhofer on Unsplash
Medio Ambiente

El cambio climático está convirtiendo el océano Ártico en el Atlántico

El Océano Ártico se está calentando tan rápidamente que pronto se lo podrá considerar parte del Atlántico, según un nuevo informe publicado en la revista Nature Climate Change.

Desde el 2000, las temperaturas han aumentado 2,7 grados Fahrenheit en toda la región, que es el doble de rápido que en el resto del mundo, según The Independent.

Y ahora las características definitorias del Océano Ártico están cambiando, particularmente en el Mar de Barents sobre Finlandia, según reveló el informe.

Los investigadores notaron cambios dramáticos ocurriendo tanto en la atmósfera como en las columnas de agua en el Mar de Barents, que es donde el Océano Atlántico se encuentra con el Océano Ártico.

El mar de Barents está dividido en dos mitades. La mitad sur, que es alimentada por las aguas del Atlántico, es más cálida y fomenta la biodiversidad similar a las aguas del sur, mientras que la mitad norte está cubierta por una capa de hielo que mantiene el área fresca.

Desde la década de 1970, esa capa de hielo se ha erosionado y la mitad del norte se ha asemejado a la mitad sur, con niveles de salinidad más altos y temperaturas más cálidas.

Y está creando un ciclo de retroalimentación de cálidas aguas atlánticas, causando una retirada anual de las capas de hielo. Pronto, temen los investigadores, la región podría comenzar a parecerse al Atlántico, homogeneizando los ambientes marinos y alterando innumerables ecosistemas.

Embed from Getty Images


"A menos que la entrada de agua dulce se recupere, toda la región pronto podría tener una estructura de columna de agua cálida y bien mezclada, y ser parte del dominio Atlántico", escribieron los científicos en el estudio, según publicó Live Science.

Esta "Atlantificación" sería un evento sin precedentes en la historia de la humanidad, según el informe, y podría tener un impacto significativo en los niveles mundiales del mar, los patrones climáticos y las especies marinas.

La evolución del Mar de Barents es solo el último ejemplo de los cambios abruptos que están ocurriendo en el Ártico, que ha perdido 1 millón de kilómetros cuadrados de hielo desde 1979.

Global Citizen realiza campañas para proteger el Ártico. Puedes sumarte y tomar medidas al respecto aquí.