Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Flickr / WCN 24/7
Medio Ambiente

Estados Unidos: los blancos contaminan el aire, pero las comunidades negras e hispanas sufren

Por qué es importante para los Global Citizens
La contaminación del aire causa 8,8 millones de muertes prematuras al año. En los Estados Unidos, la mayor parte de la exposición a la contaminación del aire ocurre en las comunidades de color. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.


Si bien las personas de raza blanca son las más responsables de la contaminación del aire en los Estados Unidos, son las poblaciones de hispanos y negros quienes se ven afectadas de manera desproporcionada, según un nuevo estudio publicado en la revista Science Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

De hecho, las personas blancas experimentan un 17% menos de contaminación del aire que la que producen, mientras que las poblaciones negras e hispanas experimentan, respectivamente, un 56% y un 63% más de contaminación de la que crean.

El informe analizó los niveles de partículas 2.5, que se considera el mayor riesgo ambiental en los Estados Unidos y proviene principalmente de la quema de combustibles fósiles y otras actividades industriales.

"Encontramos que cada año mueren 130,000 personas en los Estados Unidos debido a partículas finas, y 100,000 de esas muertes se deben al tipo de actividades realizadas por las personas", dijo a Global Citizen Jason Hill, autor principal del informe y profesor asociado de Bioproductos e ingeniería de biosistemas en la Universidad de Minnesota. “Hay más muertes por contaminación del aire que por asesinatos y accidentes automovilísticos combinados”.

"Lo que hemos hecho es demostrar este problema, pero debería llevar a una discusión que debe involucrar a más personas de la ciencia de datos", agregó. "Tiene que ser una discusión que involucre a los formuladores de políticas y reguladores y diferentes comunidades, ya que son las comunidades quienes se ven afectadas por esto".

Las disparidades raciales en una amplia gama de problemas ambientales han sido ampliamente documentadas en Estados Unidos, incluyendo a las comunidades de color que tienen más probabilidades de vivir cerca de los sitios de contaminación industrial. Este estudio es el primero en conectar los puntos entre los patrones de consumo, los niveles de contaminación del aire y las diferencias raciales de quienes se ven afectados.

"En general, mucha gente piensa acerca de la desigualdad de ingresos y riqueza y la injusticia de las cargas ambientales", dijo Chris Tessum, coautor del estudio e investigador postdoctoral en la Universidad de Washington. "Estamos proporcionando una manera de combinar estos dos problemas y analizarlos juntos, porque están muy relacionados".

Los investigadores analizaron los datos de una variedad de agencias gubernamentales entre los años 2003 y 2015. Utilizaron datos gubernamentales, todos disponibles públicamente.

Del Inventario Nacional de Emisiones (datos completos de la Agencia de Protección Ambiental), el equipo observó cómo los diferentes sectores de la economía contribuían a la contaminación del aire. Recogieron datos de producción económica de la Oficina de Análisis Económicos y analizaron los patrones de gasto de diferentes características demográficas de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Luego, el equipo calculó cómo los patrones de gasto en diferentes bienes y servicios, como los tipos de alimentos y gasolina para automóviles, condujeron a la contaminación del aire en diferentes partes del país al observar dónde se encontraban las industrias relevantes. Los patrones de consumo fueron en gran medida los mismos en todos los grupos demográficos, pero debido a la desigualdad de la riqueza y las diferencias en el tamaño de la población, los blancos representaron la gran mayoría de los bienes consumidos. Al observar dónde vivía la gente, el equipo pudo ver quiénes fueron los más afectados por la contaminación del aire atribuida a estos parámetros.

"El hallazgo más sorprendente fue la magnitud del impacto", dijo Hill. "En promedio, las poblaciones negras e hispanas soportan la carga de la contaminación".

Los investigadores también encontraron que la exposición a la contaminación del aire disminuyó en un 50% en general durante el período examinado, en gran parte debido a los esfuerzos para reducir las emisiones peligrosas, según Tessum.

"El aire se está volviendo más limpio, pero la inequidad relativa no ha disminuido", dijo Tessum. “Las regulaciones han estado funcionando y continuarán funcionando. Detener la regulación de las contaminaciones del aire probablemente no sea el camino a seguir ".

En el futuro, Hill dijo que otros investigadores pueden ampliar los resultados de varias maneras. A nivel mundial, más de 8,8 millones de personas mueren prematuramente debido a la contaminación del aire cada año, lo que podría ser uno de los próximos objetivos del equipo.

"Este es sólo el primer paso", dijo. "Hay una serie de cosas que podemos hacer. Podemos mirar ubicaciones más allá de los Estados Unidos, podemos ver otros contaminantes. Hay otras cosas que nos pueden interesar como la contaminación por ozono, la contaminación del agua y los gases de efecto invernadero, y también podemos comenzar a analizar a otros grupos".