Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Gilbert Sopakuwa/Flickr
Ciudadanía

La Escultura “Más grande que la vida” de Ai Weiwei es una declaración audaz sobre la crisis de los refugiados

Lo hizo de nuevo: Ai Weiwei, el renombrado artista-activista internacional ha reavivado la conversación sobre la crisis global de refugiados a través de una nueva obra de arte.

La pieza, titulada "Ley del viaje", es un bote de 60 metros de largo lleno de más de 300 hombres, mujeres y niños refugiados sin rostro, hechos completamente de caucho por la misma compañía que fabrica la mayoría de los botes usados por los inmigrantes para cruzar el mar Mediterráneo. La obra de arte fue inicialmente creada y mostrada en el Museo Nacional de Praga en la República Checa, pero fue llevada a un depósito en Cockatoo Island, Australia, como parte de la exposición de la Bienal de Sydney.

Embed from Getty Images


"La condición de refugiado es una condición humana", dijo Ai durante la inauguración de la muestra.

"Vivimos en un mundo muy pacífico, casi como un cuento de hadas, en Australia. Pero aún así, no podemos desvincular nuestras conexiones con otros seres humanos: el sufrimiento y la vida trágica de nuestra comunidad humana global”.

Tanto el país para el que se realizó la muestra como el país en el que se exhibe actualmente han sido criticados por sus respuestas a la crisis mundial de refugiados. Como Ai señaló en la inauguración, la República Checa todavía se niega a aceptar solicitantes de asilo y ha cerrado activamente sus fronteras a los migrantes africanos y de Oriente Medio que intentan llegar a aquellos países que sí están dispuestos a recibir refugiados.

Australia ha obligado a aquellos barcos de refugiados que intentaron llegar a sus costas, a cambiar de rumbo y regresar a países como Indonesia y la India, una práctica que un relator especial de las Naciones Unidas ha calificado de ilegal. Si los inmigrantes tienen la suerte de llegar a las costas de Australia, a menudo son recluidos indefinidamente en centros de detención en una de las dos naciones isleñas cercanas, sitios donde se cometen abusos contra los derechos humanos que han sido bien documentados. En otros casos, Australia asigna visas que ofrecen muy poco en términos de apoyo financiero.

En su intento más reciente de librarse de los refugiados, Australia llegó a un acuerdo con los Estados Unidos para reubicar a más de 1.200 migrantes de sus centros de detención en alta mar. Por eso, en la inauguración de "La ley del viaje", Ai abordó directamente este tema, calificandolo como un "completo insulto que no comprende a los refugiados", según The Guardian.

"Es exactamente como el comercio de esclavos. No se puede tratar con seres humanos violando sus [derechos] ", dijo.

Nacido en China, Ai ha sido una voz discrepante contra la democracia del gobierno chino y su historial de violaciones a los derechos humanos. La familia de Ai fue exiliada al borde del desierto de Gobi en China cuando él era un niño debido a la ideología política de su padre poeta. Es por eso que Ai utiliza su experiencia de vida para reflejarlo en su trabajo sobre la crisis de refugiados.

"La ley del viaje" no es el primer trabajo de Ai que destaca la difícil situación de los refugiados. Su reciente película, un documental llamado "Flujo humano", tiene una mirada hiperpersonal en la crisis mundial. Ai viajó durante dos años, visitando 23 países y 40 campamentos de refugiados, para crear la película.

La instalación de "La ley del viaje" está acompañada por una escultura más pequeña, revelada la semana pasada, una "Bola de cristal" de dos toneladas sostenida por un anillo de chalecos salvavidas que ofrece a los espectadores la oportunidad de reflexionar sobre su propio papel en la crisis de refugiados.

Ai ya ha afirmado con anterioridad que la crisis de refugiados es una prueba importante para la humanidad. "No se trata de los refugiados, sino de nosotros", escribió en The Guardian. "Nuestra prioridad de seguir obteniendo ganancias financieras por sobre la lucha de la gente por sus necesidades básicas de vida, es la principal causa de gran parte de esta crisis".

"Poder entender que todos pertenecemos a una sola humanidad es el paso más importante para que podamos seguir coexistiendo en esta esfera que llamamos Tierra”, escribió.

Embed from Getty Images

Global Citizen realiza campañas para ayudar al desarrollo de políticas de ayuda a refugiados sensatas y humanas. Puedes ayudar ya mismo, aquí.