Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Chuttersnap/Unsplash
Alimentos y Hambre

8 alimentos que probablemente no sabías que eran malos para el medio ambiente

Por qué los Global Citizens deberían preocuparse
A través de algunos de los alimentos que consumimos, sin saberlo contribuímos a causarle daño a nuestro planeta, ya sea a través de las formas de producción o transporte. Puedes ayudar tomando medidas para fomentar el consumo y producción responsable y para frenar el cambio climático aquí.

A menudo, cuando nos sentamos a comer, no pensamos en el impacto que los alimentos que estamos comiendo están teniendo en nuestro planeta. Los ciclos de producción detrás de muchos de nuestros alimentos tienen una gran huella de carbono, requieren mucha agua o impulsan la deforestación. Por lo tanto, es muy importante saber qué alimentos son buenos o malos para el medioambiente y comprar de forma sostenible.

Este es un listado de algunos alimentos a tener en cuenta que son sorprendentemente malos para nuestro planeta.

1. Plátanos

El impacto ambiental del banano no se debe tanto a la producción de la fruta, sino más bien al costo de exportarlos a otros países del mundo.

De acuerdo con un informe de One Green Planet, los plátanos se encuentran entre los alimentos más consumidos en el mundo, y son la fruta más popular en los Estados Unidos. El estadounidense promedio come alrededor de 100 plátanos en un solo año.

Los principales países del mundo que exportan banano son Ecuador, Filipinas, Costa Rica, Colombia y Guatemala, que envían una gran cantidad de bananas a Europa, donde la gente se acostumbra a poder comer sus frutas favoritas incluso cuando no es la temporada para que estén disponibles en el mercado.

Pero estos plátanos han recorrido grandes distancias: para llegar al Reino Unido, por ejemplo, el plátano promedio viaja más de 8,217 kilómetros, y ese viaje contribuye a aumentar los niveles de CO2 en la atmósfera.

via GIPHY


2. Aguacates

El aguacate podría estar haciéndole daño a algunas personas. Para todos los fanáticos del guacamole y el aguacate en una tostada, quizás sea el momento de reconsiderar seguir comiéndolo, porque, sí adivinaron, la producción de aguacate está dañando el medio ambiente.

via GIPHY

En México, por ejemplo, una gran cantidad de la producción de aguacate se lleva a cabo en las montañas de Michoacán. Pero, según informó la agencia de noticias Associated Press, la producción y plantación de aguacates usa el doble de agua que la que utiliza un bosque bastante denso.

Un investigador del Instituto Nacional Forestal de México reveló que entre 2001 y 2010, la producción de aguacate se triplicó en Michoacán, y que el aumento en la demanda de aguacates causó la pérdida de más de 687,000 hectáreas por año.

Otro problema con la producción de aguacate, según informó Greenpeace México, es el uso de productos químicos y la utilización de altos volúmenes de madera para empacar y enviar las frutas a otros países.



3. Leche de almendras

Por mucho que las personas aman la leche de almendras como un sustituto más saludable y, para muchos, de mejor sabor a la leche normal, su producción también tiene un impacto ambiental significativo.

Según The Guardian, más del 80% de las almendras del mundo provienen de California, una región conocida por algunas de las peores sequías en la historia de los Estados Unidos.

El cultivo de una sola almendra requiere 5 litros de agua. Para producir 100 ml de leche, se necesitan 100 litros de agua.

4. Azúcar

Todos sabemos que el azúcar es mala para nosotros. Sin embargo, el azúcar no solo hace daño a nuestros cuerpos y a nuestra salud, sino que, según un informe de WWF, también hace daño a nuestro planeta.

El informe, "Azúcar y medio ambiente", informa que se producen más de 145 millones de toneladas de azúcar en 121 países cada año.

Pero la producción de este azúcar destruye hábitats naturales, requiere un uso intensivo del agua y el uso de agroquímicos dañinos, y causa la contaminación del aire.

En el estado indio de Maharashtra, por ejemplo, la caña de azúcar cubre el 3% de la tierra, pero ahorra el 60% del suministro de riego y causa una pérdida sustancial de agua subterránea en el área.

5. Soja

Los frijoles de soja crecen principalmente en América Latina, pero su creciente demanda está causando la deforestación en toda la región.

via GIPHY

Casi 4 millones de hectáreas de tierras forestales se destruyen cada año, según informó el Telegraph, con víctimas como el Amazonas, el Gran Chaco y los bosques atlánticos.

Con la soja siendo utilizada cada vez más en lugar de los productos lácteos, lo que también puede tener un impacto devastador, demuestra que incluso con las mejores intenciones, cuando se trata de la industria alimentaria mundial hay pocas garantías de que lo hagamos bien .


6. Arroz

Un alimento básico que se encuentra en una parte importante de los platos en muchos países del mundo.

Si bien más de la mitad de la población mundial depende de ella como fuente de alimentos, la producción de arroz representa hasta un tercio del agua dulce anual del planeta, según un informe de Oxfam. Para producir un kilo de arroz, por ejemplo, se necesitan 2.497 litros de agua, según publicó The Guardian.

Además, la investigación sobre el rápido aumento mundial de las emisiones de metano en 2016 encontró sorprendentemente que parte del aumento se puede atribuir a las actividades de los microbios en los humedales y arrozales.

7. Carne de res

La carne de vaca se ha convertido en una especie de villano cuando se trata de los impactos negativos de nuestra industria alimentaria global.

La producción de carne necesita aproximadamente 28 veces más tierra que la producción de carne de cerdo o pollo, y requiere 11 veces más agua.

Cuando lo comparas con otros alimentos como el arroz, por ejemplo, y las papas o el trigo, la carne de res necesita 160 veces más tierra y libera 11 veces más gases de efecto invernadero.

Puedes leer más sobre el impacto negativo de la producción de carne aquí.


8. Café

Si eres un amante del café esto no te va a gustar.

El café es el segundo producto básico más comercializado en el mundo y, para muchos de nosotros, uno de los elementos esenciales de la vida.

Para el café, la mayor parte del daño ambiental proviene de encontrar espacio para cultivar los granos. Generalmente, los granos de café se producen en América Latina. Sin embargo, con una mayor demanda, los agricultores han limpiado 2,5 millones de acres de bosques en América Central para dar paso a su producción.

Un informe de la WWF destaca el vínculo entre las producciones de café y el daño ambiental, mostrando que 37 de los peores 50 países con tasas de deforestación también son productores de café.

via GIPHY