Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Personas que quieren aprender sobre los mayores desafíos del mundo y tomar acción en consecuencia. La pobreza extrema termina contigo.

Dennis Amith/ Flickr
Medio Ambiente

7-Eleven Japón cambiará a envases biodegradables y eliminará las bolsas de plástico

Por qué es importante para los Global Citizens
Los desechos plásticos, si no se reciclan o no se manejan adecuadamente, a menudo se convierten en un contaminante ambiental dañino que afecta la vida en la tierra y en los océanos. Reducir la contaminación plástica es esencial para establecer y mantener la sostenibilidad en todo el mundo, de acuerdo con las Naciones Unidas. Únete a nosotros para tomar medidas para proteger el planeta aquí.

Casi todo en Japón viene envuelto en plástico, desde frutas y verduras individuales hasta refrigerios para llevar, pero ese no será más el caso en las mini tiendas 7-Eleven del país por mucho más tiempo.

Seven & i Holdings Co., la empresa matriz de 7-Eleven, anunció recientemente que comenzará a empaquetar sus populares bolas de arroz, llamadas onigiri, en envoltorios de bioplástico en julio. La compañía también ha compartido sus planes de proporcionar exclusivamente envases biodegradables o reutilizables y cambiar por completo el plástico por bolsas de papel para 2030. 

La iniciativa se implementará en todas las tiendas 7-Eleven de Japón: unas 21,000 franquicias.


Los cambios son parte de una campaña más grande para reducir el desperdicio de plástico y el consumo de materiales fabricados a partir de combustibles fósiles, respaldados por un gran grupo de compañías japonesas que buscan implementar envases más ecológicos derivados de las plantas.

El impulso colectivo es el resultado del nuevo plan del gobierno para reducir los residuos de plástico y, a su vez, la basura marina. Cada año, más de 8 millones de toneladas métricas de plástico ingresan a los océanos del mundo, poniendo en peligro la diversa vida marina que se encuentra bajo la superficie. A medida que los vertederos se ven abrumados por grandes volúmenes de basura y plásticos de un solo uso, los desechos de plástico viajan desde ciudades altamente pobladas a ríos, vastos océanos y otros cuerpos de agua, donde se convierten en contaminan de forma peligrosa.

Según las Naciones Unidas, Japón utiliza más plástico, en promedio, que China y la Unión Europea en general. Ahora, el gobierno apunta a reducir el consumo de plástico del país en un 25% durante la próxima década. A principios de este mes, reveló su plan para hacerlo, que incluye crear más sitios de recolección de plástico, aumentar los esfuerzos de limpieza de los ríos y playas, y trabajar para producir envases biodegradables.

El ministro de medio ambiente de Japón, Yoshiaki Harada, también anunció este mes que se está preparando una nueva ley que obliga a los supermercados, mini tiendas, farmacias y grandes almacenes a cobrar a los clientes las bolsas de plástico.

Sin embargo, los ambientalistas ya están diciendo que los planes del gobierno no van lo suficientemente lejos ya que no han priorizado la reducción de la producción y el consumo de plásticos dañinos.

"Muchos minoristas y restaurantes están empezando a cambiar, pero la gran resistencia es de los fabricantes que no quieren cambiar sus formas", dijo Kenji Fuma, director ejecutivo de la consultora de sostenibilidad Neural, al Washington Post.

"Los fabricantes japoneses están muy por detrás de sus competidores europeos y estadounidenses, y el Ministerio de Economía no dice nada sobre la reducción del uso de plásticos".

Pero algunas empresas, como 7-Eleven, han tomado medidas para actuar. La compañía de mini tiendas dijo que planea intercambiar ciertos ingredientes de empaque con materiales derivados de la caña de azúcar, una alternativa más ecológica. Si tiene éxito, la compañía estima que podría reducir los desechos plásticos que genera en 260 toneladas y disminuir sus emisiones de dióxido de carbono en 403 toneladas por año.

Y 7-Eleven no está actuando solo. La segunda cadena de mini tiendas más grande de Japón, FamilyMart Co., comenzó recientemente a utilizar materiales plásticos reciclados para envasar sus fideos fríos. Además, Ohsho Food Service Corp., operador de 729 cadenas de restaurantes en todo Japón, anunció la semana pasada que sustituirá los sorbetes y cucharas de plástico de un solo uso con alternativas bioplásticas o biodegradables, a partir del próximo mes.