Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Ciudadanía

5 datos sobre pobreza extrema que todo el mundo debe saber


Por qué es importante para los Global Citizens
La pobreza extrema afecta a millones de personas en todo el mundo. El objetivo global #1 busca erradicar la pobreza extrema para el 2030 con el fin de que cada persona pueda lograr su potencial. Puedes unirte a nosotros para tomar medidas sobre este tema aquí.

La pobreza extrema significa mucho más que vivir sin un ingreso económico o una vivienda. Se trata de vivir sin acceso a educación, ser discriminado y caer en la malnutrición.  

A pesar de que menos gente vive en condiciones de extrema pobreza, siguen existiendo muchas barreras que nos impiden lograr nuestro objetivo global para ponerle fin para el 2030. 

A continuación, te mostramos 5 datos que arrojan los informes de los objetivos para el desarrollo sostenible del 2019, del Banco Mundial sobre la pobreza publicado en el 2018 y el informe de Shared Prosperity que resaltan la importancia de continuar luchando por un mundo sin pobreza.

  1. Se vive en extrema pobreza cuando el ingreso económico es menos de $1.90 al dia

Vivir en condiciones de extrema pobreza significa tener que sobrevivir con una entrada economica de menos de $1.90 al dia en países subdesarrollados, según el Banco Mundial. Ya que el umbral de pobreza varía según el país, el Banco Mundial ha determinado que vivir en extrema pobreza es sobrevivir con un salario de menos de $3.20 al día en países de ingresos medios y menos de $5.50 en países con más riquezas. 

Hoy en día, alrededor del 10% del mundo vive con un ingreso económico de $1.90 al dia. La mayoría de la gente que vive por debajo del umbral de pobreza mundial se encuentra en el África sub-Sahariana y en el sur de Asia. Muchos de ellos son niños y niñas. La causa principal de pobreza es la falta de acceso a recursos básicos y servicios sociales, la discriminación y exclusión, los gobiernos corruptos, los conflictos y crisis entre comunidades, la crisis climática y el mismo ciclo de la pobreza, según World Vision. 

2.  Hasta el 2015, el 10% de la población mundial vivía en la pobreza extrema

Hasta el 2015, alrededor de 736 millones de personas o el 10% de la población mundial vivía por debajo del umbral de pobreza mundial según el estudio más reciente del Banco mundial. Este número ha disminuido desde el 11% en el 2013 hasta el 16% en el 2010.

A pesar de que la tasa de pobreza ha disminuido por un 36 % desde el 1990, el ritmo de este declive también ha bajado. El nuevo objetivo para la agenda de Desarrollo Sostenible del 2030 es tener no más del 3% de la población del mundo por debajo del umbral de pobreza para el final de la década. 

3. Hay 413 millones de personas en condiciones de pobreza extrema que viven en África subsahariana 

Actualmente, África subsahariana tiene más gente viviendo en la extrema pobreza que otras regiones, con 413 millones de personas (42% de la población) viviendo por debajo del umbral de pobreza. Este número se ha incrementado significativamente desde el 2002 cuando la región albergaba a menos de una cuarta parte de las personas que vivían por debajo del umbral de pobreza mundial.

En comparación, la mayoría de la región del mundo tiene una tasa de pobreza inferior al 13%. Los principales factores detrás de esta tasa alta son el conflicto y el crecimiento de la población. En países bajo conflicto de guerra como Somalia y el sur de Sudán, la violencia es la que usualmente genera daños en infraestructura, ruptura gobiernos y crea desplazamiento de las comunidades, desempleo e inflación lo cual contribuyen a la pobreza extrema. A pesar de que el número de hogares sigue creciendo en África Subsahariana, el número de miembros de la familia en el mercado laboral sigue estancado creando barreras para que estas familias salgan del umbral de pobreza.

4. El 79% de las personas que viven en la pobreza extrema se encuentran en zonas rurales. 

La mayoría de la población del mundo que vive en la pobreza se encuentra en zonas rurales y de agricultura, según el informe del 2019 de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible. La tasa de pobreza en zonas rurales es de 17.2%, tres veces más alta que la tasa en zonas urbanas y sus alrededores. 

Existen varios factores sociales, económicos y ambientales que contribuyen a la pobreza en zona rurales. Por ejemplo, la falta de una diversidad económica en estas zonas, la exclusión social y la discriminación a la que las comunidades se enfrentan, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático conllevan a esta tasa elevada de pobreza en zonas rurales. 

5. La pobreza extrema afecta de forma desproporcionada a los niños y niñas del mundo. 

Alrededor del 46% de las personas que viven en la pobreza son niños y niñas menores de 14 años. Incluso niños y gente joven entre los 15 y 24 años que se encuentran en el mercado laboral son más propensos a caer en la pobreza comparados con los adultos que tienen empleo. Hasta el 2013, 385 millones de niños y niñas alrededor del mundo vivieron en la pobreza extrema, según un informe de UNICEF publicado en el 2016. Los niños y niñas que viven en zonas rurales o en países bajo un conflicto armado están en mayor riesgo. 


Con el fin de sacar a millones de niños y niñas de la pobreza, líderes del mundo, gobiernos y organizaciones humanitarias deben invertir en programas para el desarrollo de la infancia temprana, escuelas, atención médica, saneamiento y servicios prenatales especialmente en países de alta pobreza y con un número de población alta como el sur de Asia y África subsahariana. 


Para ponerle fin a la pobreza extrema para el 2030, el mundo necesita recaudar $350 mil millones para cerrar la brecha que existe en los países más pobres del mundo. La campaña de Global citizen, Global Goal Live: The Possible Dream, busca apoyar esta causa. En alianza con Teneo, esta campaña busca movilizar gobiernos, organizaciones y ciudadanos que estén dispuestos para poder lograr nuestro objetivo de ponerle fin a la pobreza extrema en los próximos 10 años.

TRADUCCION: MARIA CAMILA MONTAÑEZ