Global Citizen es una comunidad de gente como tú

Un espacio en el que puedes aprender y ayudar a resolver los desafíos más importantes del mundo. Actuar y terminar con la pobreza extrema es posible y está en tus manos.

Luis Tosta/Unsplash
Agua y Saneamiento

ONU: 2 mil millones de personas carecen de agua en los centros de salud

Por Emma Batha

Traducción: Erica Sánchez

LONDRES, 3 de abril (Fundación Thomson Reuters) - Una cuarta parte de los centros de salud del mundo carecen de servicios básicos de agua, con un impacto en las vidas de 2 mil millones de personas, dijeron el miércoles las Naciones Unidas, advirtiendo que las condiciones antihigiénicas podrían impulsar el aumento mundial de las mortíferas superbacterias.

En los países más pobres, la mitad de las instalaciones no cuentan con servicios básicos de agua, es decir, agua suministrada por tuberías o pozos que protegen de las heces, lo que pone a las madres y recién nacidos en riesgo, según muestran los datos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF dijeron que más de 1 millón de muertes al año se asociaron con nacimientos en condiciones poco higiénicas y que el 15% de todos los pacientes que asistieron a un centro de salud desarrollaron infecciones.

"Los hospitales no son necesariamente puntos de atención donde se puede curar, sino puntos de probables infecciones. Estamos muy alarmados por esto", dijo el coordinador de salud pública de la OMS, Bruce Gordon, en una conferencia de prensa en Ginebra.

En todo el mundo, casi 900 millones de personas no tienen agua en sus centros de salud locales o tienen que usar pozos o manantiales no protegidos. Según datos publicados, una de cada cinco instalaciones también carece de inodoros, lo que afecta a cerca de 1.500 millones de personas.

Uno de los objetivos de desarrollo acordados por los líderes mundiales en 2015 es que todos tengan acceso al agua potable y saneamiento para el 2030.

"Un centro de atención de salud sin agua no es realmente un centro de atención de salud", dijo el estadístico de UNICEF Tom Slaymaker.


"Las personas enfermas arrojan muchos más agentes patógenos en sus heces y, sin inodoros, el personal y los pacientes, esto incluye a las madres y los bebés, tienen un riesgo mucho mayor de enfermedades causadas y propagadas a través de los desechos humanos".

Las dos agencias dijeron que los buenos servicios de agua y saneamiento son cruciales para reducir la propagación de la resistencia a los antibióticos, una de las mayores amenazas mundiales para la salud.

La organización benéfica internacional WaterAid dijo que las crecientes tasas de superbacterias se relacionan con las malas condiciones sanitarias en los establecimientos de salud, lo que lleva a un uso excesivo y mal uso de los antibióticos.

Helen Hamilton, analista de políticas de WaterAid, dijo que los datos revelaron las "condiciones a menudo deplorables" en las que los trabajadores de salud intentaban ayudar a los pacientes.

"La batalla para salvar vidas, y para frenar el aumento de las mortíferas superbacterias que nos amenazan a todos, no se puede ganar mientras se niegue a estos empleados los fundamentos básicos de la atención médica", dijo.

También instó a los gobiernos a priorizar el tema cuando se reúnan en la Asamblea Mundial de la Salud del próximo mes en Ginebra.

Los datos mostraron que África occidental tiene algunas de las tasas más bajas de acceso a agua y saneamiento.

WaterAid dijo que esto era alarmante, dado que la falta de agua potable y una buena higiene habían contribuido a la propagación del peor brote de ébola en la región, en el que murieron más de 11,300 personas entre 2013 y 2016.

Más información en http://news.trust.org