Dile a los líderes mundiales que intensifiquen la lucha contra el hambre

Al invertir en los agricultores rurales, los líderes pueden asegurar que esta crisis de salud no se agrave en una crisis de alimentos.

Lo que hay que saber:

  • El COVID-19 ha aumentado el número de personas que padecen hambruna en las comunidades más vulnerables.
  • Se ha establecido un fondo de emergencia para que los agricultores puedan sembrar más cultivos y fortalecer sus comunidades.
  • Dile a los líderes mundiales que se unan a la lucha contra el hambre al invertir en agricultores y comunidades locales.

Más información acerca de esta causa:

El COVID-19 ha traído consecuencias devastadoras. Al tiempo que los líderes tomaron las precauciones necesarias para ayudar a mitigar los contagios, lo que al final salvó vidas, éstas han tenido un impacto significativo en las economías, desafortunadamente, y han dejado a muchas personas sin poder mantenerse y a sus familias. 

Antes de la pandemia, más de 820 millones de personas no tenían la certeza de dónde conseguirían su próxima comida. Las familias y agricultores en las comunidades más vulnerables ya estaban luchando contra el impacto devastador de sequías e inundaciones severas, y conflictos.  El virus ha exacerbado estos desafíos, y deja a millones de personas adicionales sin poder conseguir una cantidad suficiente de alimentos nutritivos –– y pone el mundo al borde de una crisis de alimentación. 

El reciente reporte global sobre la crisis de alimentos estima que 250 millones de personas podrían caer en la hambruna hacia finales del 2020 si no se realizan las acciones necesarias. 

Los agricultores en las comunidades rurales son claves para romper el ciclo de la hambruna, desnutrición y pobreza con un aumento en la producción de alimentos, la creación de trabajos y crecimiento económico. Pero necesitan apoyo. 

El Fondo Internacional del Desarrollo Agrícola (IFAD, por sus siglas en inglés) trabajan para proveer equipamiento agrícola pequeño y semillas, enlaza a los agricultores con compradores durante los periodos de restricciones de movimiento, ofrecen acceso a financiamiento con opciones flexibles de pago en préstamos de tasas de interés bajas. Estas acciones empoderan a las personas en las comunidades rurales a encargarse de su propio desarrollo, hacer crecer sus negocios y aumentar su seguridad alimentaria. 

Al invertir en el IFAD, podemos asegurar que los agricultores sigan creciendo, vendiendo comida y mejorando comunidades al romper el ciclo de la pobreza. Después de recibir más de 35 mil firmas de Global Citizens, el gobierno de Canadá ha hecho su primer compromiso de donación. Envíale un mensaje a otros líderes mundiales para pedirle que se una a nosotros ¡en la lucha contra la hambruna! Compartiremos estos mensajes directamente con los gobiernos para mostrarles que los Global Citizens están levantando la voz para ponerle fin al hambre en el mundo. 


Envíale un tuit ahora mismo a los líderes mundiales para pedirles que se unan a la lucha contra la hambruna.