El sueño posible: dile a los líderes mundiales que pongan fin a la pobreza y el cambio climático

Si no actuamos ahora, perderemos nuestra oportunidad de lograr este sueño.

Lo que hay que saber:

  • Líderes del mundo se comprometieron a terminar con la pobreza extrema, reducir la desigualdad y combatir el cambio climático.
  • En este momento poco se está haciendo y si no actuamos ahora, perderemos la oportunidad de lograr este sueño.
  • Pide a quienes están en el poder, desde gobiernos e instituciones, hasta grandes empresas y multimillonarios, que actúen ya.

Más información acerca de esta causa:

En este momento, 736 millones de personas viven en la pobreza extrema, luchando por sobrevivir con menos de $1.90 por día. Mientras tanto, 26 personas poseen tanta riqueza como el 50% de la población del planeta. Esta desigualdad es inaceptable y completamente innecesaria.

En 2015, los líderes mundiales prometieron cambiar esto. En la Asamblea General de la ONU en Nueva York, representantes de casi todos los gobiernos del mundo se reunieron y se comprometieron a alcanzar 17 Objetivos Globales de Desarrollo diseñados para terminar con la pobreza extrema, combatir el cambio climático y reducir la desigualdad para 2030.

Puede sonar imposible, pero no lo es. Si el mundo invirtiera $350 mil millones adicionales cada año, los expertos dicen que estos objetivos podrían lograrse en los países más pobres. Esto parece mucho, pero representa solo una quinta parte del gasto militar mundial cada año.

Sin embargo, los líderes se están quedando atrás, y si no actuamos ahora, perderemos nuestra oportunidad de lograr este sueño.

Todos tenemos un papel que desempeñar. Los gobiernos, las instituciones y las grandes empresas deben comprometer más fondos en áreas clave como educación, salud y nutrición y cambiar sus prácticas. Los multimillonarios del mundo deben cumplir con su obligación moral de contribuir con dinero a la causa. Las voces de la gente común pueden ayudar a que esto suceda.

Pídele a los que están en el poder, desde gobiernos e instituciones, hasta grandes empresas y multimillonarios, que pongan fin a la pobreza extrema y aborden el cambio climático.