Protege nuestros océanos: previene la polución plástica

Personas, empresas y gobiernos deben hacer su parte para evitar la contaminación plástica oceánica.

Lo que hay que saber:

  • Cada año, 8 millones de toneladas métricas de plástico ingresan a los océanos.
  • Miles de millones de personas en todo el mundo, especialmente los más pobres, dependen de un océano saludable.
  • Para ponerle fin a la contaminación plástica, todos debemos participar, incluidas las grandes empresas y gobiernos.

Más información acerca de esta causa:

Desde la década de 1950, el plástico pesa el equivalente a mil millones de elefantes. La mayor parte de este plástico ha terminado en vertederos, con solo el 9% de los desechos plásticos reciclados. El material ha hecho posibles muchas comodidades de la vida moderna, pero está contaminando nuestros océanos con aproximadamente 8 millones de toneladas métricas de plástico que ingresan al océano a nivel mundial cada año.

Miles de millones de personas en todo el mundo, especialmente los más pobres, dependen de un océano saludable para proporcionarse empleos y alimentos. La contaminación plástica no solo afecta nuestros océanos: también está dañando directamente a los humanos. Se sabe que el mal manejo de los desechos, que causa la contaminación plástica oceánica, es un caldo de cultivo para enfermedades. Además, los microplásticos se encuentran cada vez más en las cadenas alimentarias mundiales.

Para cambiar esto, es vital que las empresas hagan su parte: reducir los envases de plástico, usar más materiales renovables y reciclables y firmar planes de acción globales para mejorar las prácticas. Los gobiernos también tienen un papel importante que desempeñar al apoyar iniciativas locales de cero residuos, fortalecer la gestión de residuos y comprometer fondos para iniciativas de limpieza de nuestros océanos.

Finalmente, como Global Citizen, sabes que tus acciones y elecciones tienen un impacto increíble en el mundo. Es por esto que te pedimos que tomes medidas prácticas para garantizar que los desechos plásticos no terminen en el océano, reutilizando, reciclando y reduciendo su consumo y desechos plásticos.

Entregaremos sus firmas a tantas corporaciones y líderes gubernamentales como sea posible.

Agrega tu nombre a la petición para prometer cambiar tus propios hábitos plásticos y decirle al gobierno y a las grandes empresas: ¡terminemos con la contaminación plástica! Juntos, podemos proteger nuestros océanos y garantizar que continúen proporcionando empleos, alimentos e impulsando el crecimiento económico de las personas que dependen de ellos.