Pídele a los líderes mundiales: ayuden a los niños vulnerables para poder educarse

75 millones de niños viven en situaciones de conflicto y crisis, y millones más afectados por COVID-19 corren riesgo de no educarse.

Lo que hay que saber:

  • Los posibles recortes presupuestarios profundos para la educación y el cierre de escuelas a nivel mundial amenazan su futuro
  • Los niños que ya están en riesgo de no poder educarse y son doblemente vulnerables en tiempos de crisis.
  • Envia un tweet a los líderes mundiales para que apoyen la financiación de ECW que ayuda a educar a los niños más vulnerables

Más información acerca de esta causa:

El mundo se enfrenta a una creciente emergencia educativa. Los recortes presupuestarios profundos a la educación, el aislamiento, el cierre de escuelas y el aumento de la pobreza causados ​​por la pandemia de COVID-19 podrían obligar al menos a 9,7 millones de niños a dejar la escuela para siempre, y millones más se quedarán atrás. Los niños vulnerables como los desplazados, los refugiados, las niñas y los niños con discapacidades ya se enfrentan a enormes obstáculos para acceder a la educación.

Niños como Dave*, un refugiado de Sudán del Sur de 15 años, que dijo que extrañaba ir a la escuela y se preocupaba por sus amigos: “Algunas de nuestras amigas que son niñas ahora se están quedando embarazadas debido al cierre de escuelas. Algunas están abandonando la escuela porque ahora se han casado. Y algunos de los muchachos van a trabajar para otras personas, en sus granjas o en el mercado”.

Al igual que Dave y sus amigos, cuando un niño está fuera de la escuela durante un período prolongado sin el apoyo adecuado, a menudo es poco probable que regrese a la escuela debido a un embarazo precoz, matrimonio forzado o trabajo infantil. Sin embargo, si todos los niños y niñas completan la educación secundaria, 420 millones de personas podrían salir de la pobreza. El mundo no puede permitirse una generación de jóvenes que carecen de las habilidades que necesitan para competir en la economía del siglo XXI. No podemos dejarlos atrás.

Es por eso que Education Cannot Wait (ECW), el primer y único fondo global dedicado a brindar educación en emergencias, trabaja incansablemente para responder a crisis como la del COVID-19 en todo el mundo y ayuda a los países a recuperarse y reconstruirse de las secuelas.

Pero para impactar aún más vidas y responder a las crisis de aprendizaje, comida, agua y salud mental que padecen los niños más vulnerables, ECW necesita que los líderes mundiales den prioridad a la educación de los que se quedan atrás. Es por eso que necesitamos que le pidas a los líderes de la UE, Francia, Alemania, Suecia, Canadá y el G20 que continúen apoyando a ECW y se aseguren de que ningún niño se quede atrás. Tuitea ahora pidiendo a los líderes mundiales que respondan a esta emergencia educativa global comprometiendo urgentemente o volviendo a comprometer su apoyo financiero para ECW.